Ellas

La rutina está acabando con mi matrimonio

Muchas veces no valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos. Así le puede pasar a la amiga que nos escribió esta semana

“Hola amigo Cartero, me da pena escribir esto, pero aquí va: Tengo tres años de casada y me he involucrado en una relación con otra persona, la cual ya cumplió año y medio. Quiero a mi esposo, pero no tanto como me gustaría. Él sí me quiere mucho, sin embargo ya casi no hablamos. Cada cual está con su trabajo y nos llevamos más o menos, porque no tenemos los mismos gustos.
Con la otra persona pasa todo lo contrario, me llevo bien, me hace reír, jugamos y, prácticamente, todos creen que somos la pareja perfecta. Bueno, él dice que deberíamos de dejar todo atrás e irnos a vivir juntos. Hay veces que me parece lo mejor, pero me da miedo que al cabo de cierto tiempo suceda lo mismo que ahora pasa con mi marido. El caso es que con mi marido tengo todos los gustos materiales que quiero, con el otro no. ¿Será que al fin y al cabo no quiero a ninguno de los dos y estoy con cada uno por interés específico?”
Atentamente,
Titania
Respuesta:
Hola Titania, la verdad es que no siempre la persona con quien estamos tiene la capacidad de satisfacer nuestras expectativas, y es cuando encontramos en la calle al “otro” u “otra”. Pero primero hay que hablar del asunto con nuestra pareja, decirle qué nos gusta y qué no, en la relación, y especialmente sobre lo que está sucediendo: la rutina. Entiendo que muchas veces, la otra persona promete cambio y no lo hace... bueno, eso sí es problema, pero también se puede resolver en el camino.
Yo te propongo algo: si revisás la forma de actuar de tu esposo vas a encontrar cosas maravillosas. Quizás es complaciente, no da problemas, o es buen padre, en fin, todo el mundo tiene cosas buenas y uno debe agarrarse de ahí para revivir ese amor, claro, vos tenés que poner de tu parte.
Otra cosa: con tu “novio” estas viviendo las mieles del amor del primer año, luego eso se acaba y de pronto te darás cuenta que tu marido era mejor es muchos aspectos.
Un consejo sano, no soltés una rama, mientras no estés segura que la otra te llevará más arriba.

Att. El Cartero
El Nuevo Diario
http://www.elnuevodiario.com.ni/