Ellas

¿Quién dijo defectos?

La mayoría de las mujeres tienen alguna imperfección o pequeño defecto en el rostro que desean borrar. El maquillaje y la cosmética de última generación son los mejores aliados en esta batalla. Sólo tienen que saber cómo

EFE/Reportajes
Labios finos, ojos pequeños, ojeras y nariz grande son algunos de los problemas que más preocupan a la mujer a la hora de maquillarse.
El objetivo es conseguir un rostro luminoso, inmaculado y atractivo.
Si presta atención a esta serie de trucos conseguirá disimular los defectos:
-- Ojos juntos: debe maquillarse los ojos aplicando sombra clara en la parte interna del párpado y la zona del lagrimal y oscura en la externa. Ésta debe difuminarse muy bien y alargarla hacia las sienes. Ponga máscara de pestañas en la zona más alejada del lagrimal.
-- Ojos separados: deberá poner el color oscuro en la zona del lagrimal y un tono marfil en la parte externa. Evite los tonos nacarados y opte por los colores mates.
-- Ojos pequeños: Para corregir este problema debe acentuar el maquillaje en la zona externa del ojo. Es preferible que opte por los tonos claros y dibuje un punto de luz blanca en el párpado móvil, encima del iris. Así conseguirá iluminar y agrandar su mirada.
-- Nariz grande: o mejor es centrar la atención en otra zona del rostro como los ojos o la boca. El colorete es el mejor aliado para corregir este defecto. Con una brocha grande, aplique dos pequeñas chapitas de rubor en las mejillas. Para no equivocarse, sonría y en la zona más prominente y pronunciada, coloque el color y difumine muy bien.
Si es una experta con el maquillaje, puede corregir una nariz ancha aplicando dos tonos de base de maquillaje. El más oscuro para hundir o estrechar y el más claro para dar luz y resaltar.
-- Labios finos: no se preocupe, es muy fácil dar más volumen a los labios, basta dibujar la forma deseada con un perfilador del mismo tono de tus labios y rellenar la zona con el color deseado, mejor si es con una barra de labios de larga duración. Por último, aplique una pizca de brillo o “gloss” en el centro de la boca.
-- Ojeras: para acabar con las odiosas ojeras, basta con aplicar – mejor con la yema de los dedos- un corrector de ojeras uno o dos tonos más claros que el color de su piel. A continuación, extienda la base de maquillaje y aplíquese un iluminador. Nadie le dirá que no ha descansado lo suficiente.
Los tonos oscuros sientan muy bien a las pieles morenas y mates, mientras que los colores pastel realzan las teces claras.
A la mirada azul le quedan muy bien los colores lilas, marinos, mandarinas, marrones y ciruelas, mientras que a la verde los tonos naranjas, marrones y negros.
Las mujeres con ojos marrones son las más afortunadas, todos los tonos les favorecen.
El gris, el verde, el marrón, el negro y el blanco quedan reservados para los ojos negros.