Ellas

Para iniciar bien el año…métodos de seducción que no fallan

Una mujer puede echar mano de varios truquillos que le ayudarán a seducir a su hombre y lograr tenerlo a sus pies

Un buen propósito para este 2006 que está arrancando podría ser el de convertirte en una mujer irresistible para los hombres de todas las edades, así que no perdamos tiempo y checa bien lo que sigue…
Para seducir a un hombre no sólo se necesita ser bella, de hecho es lo que menos importa. Para lograrlo se necesita conocer el código secreto de seducción. Hay muchos indicios que podemos darle a nuestro compañero para que él descubra que estamos totalmente encendidas por la pasión y que puede avanzar hasta fundirse en nuestro deseo.
DETALLES QUE RESULTAN DELEITANTES
Por ejemplo, a muchas -en especial aquellas que tienen una mirada intensa y seductora- les da resultado el entornar los ojos cuando llevan acentuadas las pestañas por el rimel. Si quieres aumentar el efecto y sabes que no le molestará a tu chico puedes optar por las pestañas postizas.
Otro de los trucos con los que definitivamente lo derretirás será el que te recojas el cabello en algún peinado simple de deshacer y dejes suelto un mechón. Ya este look es bastante sexy, pero si además logras que él te suelte el cabello, o tú te deshaces el peinado dejándolo caer libremente sobre tus hombros, él sabrá que la noche puede volverse muy interesante.
LA ROPA ES UNA GRAN ALIADA
También puedes hacer cómplice a la ropa que te pones y utilizar ese día que saldrás con él un sugerente pero elegante escote, ya sea en el pecho o en la espalda, ambos son igualmente incitadores. De la misma forma, una falda que tenga una abertura al medio lado que deje descubierta tu pierna cuando te sientas será muy atrevida.
Y en cuanto a la ropa interior debes saber que usar prendas sexys y divertidas, según la ocasión, harán que tu amado se sienta atraído por ti siempre y que su interés no decaiga ante nada.
LABIOS SIEMPRE INCITANTES
Los labios, por supuesto, que son invaluables en el lenguaje secreto de la conquista, y lo mejor es que hay gustos para todas, pues no es necesario que te los pintes escarlata para lucir apetecible. Unos labios bien naturales pueden ser tanto o más sensuales que los que están maquillados. El secreto de los labios no se encuentra en el maquillaje, sino en su humedad y suavidad. Por eso, cuando te encuentres acompañada de ese que te está quitando el sueño, no dejes de humedecer sutilmente tus labios con la lengua. Si logras hacerlo parecer involuntario, el efecto será sorprendente y verás que tu tormento no se podrá resistir.
LAS PALABRAS ESTÁN DE MÁS
Por otro lado, si quieres ser más insinuadora puedes acariciar suavemente tu cuello, y acompaña el gesto con una mirada coqueta. Él sentirá instintivamente deseos de tocarte o de besarte como tú lo estás haciendo.
Ah, y claro. No debes olvidar que este juego es de dos, así que empieza por acariciarlo en la pierna como quien no se da cuenta de lo que hace. Esto será interpretado por su inconsciente como una señal segura de que estás rendida ante él.
Sigue todos nuestros consejos, y verás que las palabras a veces sobran, y que puedes expresar toda tu pasión de formas más sutiles y más efectivas, pero eso sí no olvides que cualquier movimiento tuyo debe ser suave y seductor, pero a la vez totalmente natural y espontáneo. (Tomado de Revista Fama)