Ellas

Cómo volver a las citas después de un divorcio

No es fácil aceptar la ruptura de un matrimonio, pero lo cierto es que todos se merecen otra oportunidad. La cuestión es animarse a conocer otras personas

Luego de una larga relación, siempre es difícil volver a tener nuevas citas. El duelo del divorcio y el hecho de volver a enfrentarse con la soledad, muchas veces genera un clima poco propicio para animarse a conocer nuevas personas.
Por su puesto que cada caso es distinto. Depende básicamente de las características del divorcio y cual fue el posicionamiento tanto del hombre como de la mujer en esa separación, según explica Ana María Muchnik, coordinadora del Departamento de Investigación y Docencia de la Familia y la Pareja de la Asociación Psicoanalítica Argentina.
“Muchas parejas terminan por otra relación. Por eso, para el que queda solo, la ruptura del vínculo matrimonial produce un duelo, que según estadísticas dura alrededor de dos o tres años”, afirma Muchnik y agrega: “Eso no quiere decir que se tenga que transitar en soledad. Todo lo contrario, en la medida que se pueda establecer redes vinculares ayuda a poder elaborar mejor el duelo”.
Es típico que una vez soltero, todos los seres queridos de su entorno lo inciten a participar de citas, a las que tal vez no le interese asistir o sean algo prematuras para usted en este momento.
Se trata de una etapa en donde las heridas comienzan a sanar y, a su vez, se termina de elaborar diferentes cuestiones de la relación anterior. Por lo que sería bueno avanzar de a poco y centrarse en un solo objetivo a la hora de volver a las salidas: sentirse cómodo.
Hay casos muy frecuentes de personas que buscan una pareja sin tener afinidad por esa persona y por el simple hecho de temer a estar sólo. Pero lo único que genera esa situación, es un nuevo “fracaso”. “La desesperación por la soledad a la larga genera mucha frustración, porque no es la búsqueda de un compañero afín, sino que es una vivencia desesperada”, explica Muchnik.
También suele ser muy frecuente caer en el mundo de los “solos y solas”, en donde se utiliza Internet a ultranza (es decir, a ciegas) para encontrar a alguien o las redes telefónicas. Para Muchnik no está mal utilizarlos, pero considera que son sólo acompañamientos “que no llevan, salvo excepciones, a realmente armar algo que sea satisfactorio”.
Lo importante es lograr cerrar la relación pasada para luego poder armar una futura. Es indispensable realizar todos los trámites cuanto antes para poder desligarse. Lo mismo en el caso de que aún queden cosas en la casa de tu ex. Será otro paso para empezar a armar un nuevo camino, y por qué no, una nueva relación.
La clave: un hobby
Encontrase nuevamente en soledad, no es simple, y muchas veces provoca el aislamiento con el mundo exterior, por lo que lograr una cita, se vuelve prácticamente imposible. Pero todo depende de uno mismo y encontrar un hobby, puede llegar a ser la clave para dar el primer paso.
Luego de la ruptura de un matrimonio, la sociabilización suele volverse algo complicada para muchos, así que el hecho de hallar un nuevo interés va a incitar a abrir nuevamente el tan temido mundo de las relaciones sociales.
“Hay que encontrar un hobby en función de aptitudes que han quedado relegadas al construir una pareja o familia y se subsumió por el tiempo compartido con el otro. Hay que volver a buscar esas virtualidades para desarrollarlas”, asegura Muchnik.