Ellas

Orlando Mendoza, un hombre 100 % inspiración

Es el vocalista de División Urbana, una banda de rock muy popular en nuestro país. Su vida está dividida entre su familia, el trabajo y la música, difícil combinación, pero con resultados satisfactorios

Tania Trejos

Orlando Mendoza Rivera a primera vista pareciera una persona de carácter fuerte, pero al conversar con él te vas dando cuenta que es sociable y de personalidad tranquila.
Estudió Ciencias de la Computación en la Universidad Federal de Goiás, Brasil. En 1996 decidió regresar a nuestro país para tener un trabajo digno y sobre todo apostarle a la tierra que lo vio nacer.
Actualmente trabaja en Telefónica Movistar como especialista en Interconexión y Control de Riesgos, en años anteriores se desempeñó como consultor de sistemas.
Tiene 32 años y está casado con Denise Vigil García, juntos son padres de Diego Alejandro Mendoza Vigil, de tan sólo 10 meses y medio.
La música
Hace ocho años Orlando junto a otros jóvenes inicio un proyecto, la creación de División Urbana. Actualmente esta banda ha ganado mucho reconocimiento nacional e internacional, y piensan seguir trabajando en eso.
Orlando se siente satisfecho con el trabajo que se ha hecho, además, su vida siempre ha estado vinculada a la música. Desde pequeño le gustó cantar, y aunque en la actualidad no puede dedicar todo el tiempo a esto, siempre hay un espacio para hacer música.
Para Orlando la música es la única manera de darle la noción de tiempo y espacio al ser humano, ²es una aliada sublime para enfatizar sentimientos y para comunicarse en un mundo donde nos hace falta tanta comunicación, al mismo tiempo, la música implica mucha responsabilidad, no es únicamente un vehículo de entretenimiento, por la gran influencia que ejerce².
Compositor
Este capitalino es el autor de varias canciones que División Urbana ha hecho éxitos, y asegura que a la hora de componer se inspira en todo, cada cosa, persona o acontecimiento. Para él siempre hay algo en qué inspirarse, según Orlando basta ver con ojos de niño, como si estuviera descubriendo algo que no se conoce, pero su objetivo principal al componer es ser honesto, ya que se necesita hacer música franca, honesta y muy subjetiva.
Nos comentó que cuando era niño escuchó al compositor brasileño Renato Russo, y lo que decían sus letras era algo que él quería decir, pero no sabía cómo hacerlo, ²desde entonces quiero lograr ese efecto en cada canción y con cada persona².
En 10 años
Orlando Mendoza se mira en 10 años produciendo bandas nicas y exportando la cultura y el arte nicaragüense.
²Me veo apostándole nuevamente a Nicaragua y a su gente, como cuando decidí regresar desde Brasil en el 96², afirmó.
Sus hobbies
Entre sus hobbies está nadar y practicar ciclismo de montaña, aunque ya no lo hace mucho.
También es capoeirista, aprendió este arte marcial en Brasil, aunque asegura que actualmente si levanta una pierna lo tienen que llevar al hospital.
En estos momentos sus principales distracciones son la lectura y la guitarra.