Ellas

¿Cómo elegir la pintura?


Si no se es un experto, conviene dejarse aconsejar antes de elegir el tipo de pintura que habrá de adecuarse a la superficie y el acabado que se pretenden. El color depende de gustos, pero proceda de una cartilla comercial, o adquiriendo los tonos necesarios que se vayan a mezclar, las posibilidades son numerosísimas, y hay que pensarlo bien.
Los colores de las cartillas comerciales se exponen en pequeñas muestras, que llevadas a la realidad tienden a parecer más fuertes y agresivas, con lo que si se quiere un amarillo vainilla, más vale que su aspecto en el bote sea de un amarillo más claro. Además, la tonalidad de cada color cambia de acuerdo con la luz natural o artificial. Para calcular las cantidades necesarias, hay que medir el ancho y alto de las superficies a pintar, sin excluir las aberturas. Conviene consultar con el proveedor cuántos metros cubre cada litro de la pintura seleccionada, y cuántas manos deben aplicarse para un óptimo resultado.
Látex y pinturas para cielorrasos: Son de secado rápido, el olor en el momento de pintar es aceptable, y resulta de muy fácil aplicación. La terminación es mate. Se recomienda para todo tipo de superficies, excepto metales, azulejos y cerámicas. Rinde unos 12 metros cuadrados por cada litro.
Satinol: El secado es más lento que el del tipo anterior de pintura, el olor en el momento de pintar es muy fuerte y la aplicación resulta complicada, ya que se pueden producir manchas si no se aplica en forma pareja, y quedarnos el feo efecto del chorreado. No se puede remendar un sector mal pintado: hay que repintar toda la pared. La terminación es brillante. Se recomienda únicamente para superficies con excelente acabado de yesería. Rinde 12 metros cuadrados por cada litro.
Esmalte sintético: El secado es rápido, el olor en el momento de pintar es aceptable, y la aplicación sencilla. La terminación es brillante. Se recomienda para superficies metálicas y de madera (marcos y ventanas, por su alta resistencia a la intemperie). Rinde unos 14 metros cuadrados por cada.
Pintura plástica: El secado es rápido, el olor moderado y su principal ventaja es que una vez aplicada es lavable. Se aconseja para el pintado de techos y paredes por su buen poder cubriente y fácil aplicación. Rinde en torno a 20 metros cuadrados por cada litro. En algunas marcas, el tamaño viene expresado en kilos.