Ellas

El color de la Navidad

Brillos sutiles y nácares delicados sobre una piel translúcida, constituyen el hilo conductor del maquillaje para la Navidad de 2005 . Este año se impone los colores naturales con alguna nota divertida y sensual.

EFE/REPORTAJES.
Miradas frescas, sonrisas naturales y mejillas ruborizadas son las pautas a seguir estas Navidades para lucir la mejor cara de fiesta en fiesta.
Sin olvidar las tendencias de esta temporada, se puede elegir un maquillaje más sofisticado, más elaborado, para irradiar belleza y lucir espléndida durante estas fiestas.
Charo Palomo, maquilladora del equipo de Michel Meyer, explica paso a paso un maquillaje fresco y favorecedor para Navidad, y otro dos más sofisticados para disfrutar de la Nochebuena y Nochevieja.
MAQUILLAJE DE NAVIDAD
Tez: Lo primero es unificar el tono de la piel de óvalo facial para poder poner el color con un maquillaje fluido transparente y mate que deje la piel como la porcelana, sin impurezas.
A continuación utilizar el corrector, un tono más claro que el fondo de maquillaje, para corregir las ojeras, y luego el iluminador se aplicara sobre el rictus y el entrecejo, con el fin de borrar las posibles sombras y dar luz al rostro.
Por último el maquillaje se debe sellar con polvos translúcidos.
Ojos: Atención sobre todo el párpado. Se aplicará un color verde metalizado hasta conseguir abrir o agrandar el ojo.
En el párpado inferior, siguiendo la línea de las pestañas, se debe de poner un tono verde más intenso, bien con lápiz o con un pincel. La mirada se acentúa con varias capas de máscara de pestaña negro.
Mejilla: Un ligero rubor en tono mango o mandarina.
Boca: Los labios se maquillan con un “gloss” de color perla nacarado o simplemente una pincelada de brillo.
MAQUILLAJE PARA NOCHEBUENA.
Las tonalidades degradadas de las flor del Iris han servido a Charo Palomo para diseñar este “look” navideño, donde los matices malvas están presentes.
Tez: Aplicar un fondo de maquillaje fluida, mate tono “beige” porcelana y matizarla con polvos transparentes.
Ojos: El objetivo de la maquilladora ha sido rasgarlos en tono sobre tono. Para ello ha aplicado un malva intenso sobre el párpado móvil, mientras que en el lacrimal y en el arco ciliar se ha iluminado con un lila claro, muy nacarado. La sombra malva oscura se ha utilizado para perfilar las pestañas, que se realzan con máscara de tono ciruela.
Mejillas: Se pone de relieve todo el hueso del pómulo con un “blusa” marrón-rosado.
Labios: Lucen un tono berenjena con un toque de “gloss” transparente.
MAQUILLAJE DE NOCHEVIEJA
Para esta noche de fiesta tan especial, Charo Palomo ha creado un “look” helado y escarchado, donde juega con nácares y brillos blancos y la precisión del dibujo del “eye-liner”.
Tez: Con un fluido de escasa cobertura y polvos traslúcidos para matizar se consigue una tez clara, transparente y mate. Se utiliza el iluminador para suavizar las sobres de las ojeras, del rictus y de la barbilla.
Ojos: Son los protagonistas de este maquillaje. La tinta del “eye-liner” remarca la mirada con un guiñó a los años 60 y a la mítica Briggite Bardot. Sobre el blanco escarchado que ilumina todo el blanco, se trazan dos líneas hasta la sien, una mas larga que la otra. Entre ellas, un toque estratégico de blanco para abrir el ojo, que lleva pestañas postizas.
En el borde inferior, un raya blanco.
Labios: Una pincelada de “gloss” natural.
Mejillas: Apenas se ruborizan con un tono melocotón.
APUESTA POR EL COLOR.
Si ninguno de estos “look” son los que te gustaría lucir estos días festivos, juega con la textura de sus cosméticos habituales hasta conseguir unos labios cremosos y una mirada juguetona y divertida. Sobre los pómulos un rubor de color.
También puede optar por dar volumen a los labios con tonos rojos o grosellas, realzar la mirada con pestañas postizas e iluminar los pómulos con colores frutales como el mango.