Ellas

Para ser popular y amada

Dale Carnegie escribió un libro motivador que le ha ayudado mucho a millones de personas “Cómo hacer amigos e influir a las personas”. El libro es popular probablemente porque todos queremos ser amados y gustados por otras personas

Muchas veces al querer ser populares hacemos precisamente lo contrario de lo que nos haría populares. En realidad es muy sencillo ganarnos la buena voluntad de las personas. Toda persona quiere ser tratada como alguien importante. Por esto no nos referimos a dar elogios constantes, nos referimos a que quiere ser escuchada y respetada.
Si deseas ser más popular y tener más amigos sin necesidad de ganarte la lotería estos consejos podrían ayudarte:
Interésate por las personas. No busques amistades para sacar provecho. Recuerda que quien quiere amigos primero es amigo.
Sé abierto, cordial y amistoso con todos. Esto incluye saludar a extraños que te atienden, como la muchacha del supermercado. Si sonríes constantemente y eres amigable estarás creando una atmósfera cordial a tu alrededor y te acostumbrarás a hablar con extraños e improvisar conversaciones.
Establece una conexión. Al hablar con las personas y poner atención a sus respuestas las conocerás más y podrás establecer puntos de contacto, los aspectos comunes que te darán temas de conversación interesante.
Escucha. Nada es más importante que escuchar con todos los sentidos. La peor ofensa que le puedes hacer a alguien es no poner atención a lo que está diciendo o ignorarla. Con tal aptitud solo te ganarás la reputación de pesada. Escuchar es la clave de ser una buena amiga y que las personas te busquen y aprecien tu compañía.
Mantén la honestidad ante todo. No tienes que decir cosas que no sientas o que no son verdad.
Disfruta de las conversaciones con otras personas. Esto se logra alejándose un poco de uno mismo. Si una sólo está pensando cómo hago para llamar la atención, cómo puedo ser el centro de atención, no será una persona popular. Cuando tratas de entender, respetar y apreciar a otros, otros harán lo mismo contigo.
Trata a todos por igual. Todas las personas son igualmente importantes sin importar la ocupación, posición social o económica o como son.
Tomado de Lindisima.com