Ellas

Marcela Orellana, renovación constante

“Quienes llegamos alto somos aquellas que nos exigimos cambios. Creo que las mujeres tenemos mucho por hacer, las barreras nos las establecemos nosotras mismas”

Eunice Shade

Marcela Orellana es costarricense pero tiene tres años de radicar en Nicaragua.
Ella nos cuenta que en nuestro país ha encontrado equilibrio, amor y armonía en su vida.
“Yo creo que las cosas no son por casualidad. Todo se presentó y aproveché la oportunidad. La verdad es que esta experiencia me ha enriquecido mucho. Me gusta la calidad de la gente. Los ticos somos muy cerrados y los nicas son más abiertos, saben hacer amigos. Yo aquí en nicaragua tengo mi vida hecha y en otro lugar no encontraría el balance, que he encontrado aquí. Mi novio es nica, y desde que lo conozco me convencí que no cambiaría un novio nica por uno tico nunca”, nos dice entre sonrisas Marcela Orellana, quien actualmente es la Gerente Comercial de DHL Express & Logística.
Haciendo carrera
Pero para llegar a un puesto de alta gerencia, Marcela tuvo antes que laborar en cinco puestos diferentes. En DHL lleva siete años, y hace seis meses la nombraron Gerente Comercial por lo que se sintió muy agradecida. Asegura que esta empresa le ha dado la oportunidad de hacer carrera y desarrollarse como profesional.
“Esta es mi primera gerencia. Siento que he tenido una oportunidad que no todas las mujeres tienen, porque a nosotras nos cuesta alcanzar puestos de alta gerencia. Llevo ya una carrera completa en esta compañía y me siento orgullosa. Me veo bien haciendo este trabajo y quiero desarrollarme en este puesto, porque DHL no tiene techo. Me siento una mujer privilegiada”.
Marcela Orellana estudió Ciencias de la Comunicación Colectiva en la Universidad de Costa Rica, y luego Administración de Empresas con énfasis en Mercadeo.
En su tiempo libre le gusta compartir con su novio. Entre sus actividades de ocio se encuentran ir al cine y las veladas de boxeo, ya que su novio es promotor boxístico. Ella nos cuenta que ha aprendido a encontrarle sabor a este deporte. “Nunca me había visto de esa forma, pero le he agarrado un poquito”.
También ir a tomar un cafecito, conversar y pasar en familia forma parte de sus actividades preferidas.
Trabajadora y luchadora
Marcela se define como una mujer “activa, trabajadora y luchadora respetuosa de su familia”. “Trato de salir de la rutina, amo a mi familia, son mi base. Soy una mujer que lucha por su futuro”, asegura.
Se considera de carácter fuerte y al mismo tiempo justa, “dentro de lo que puedo, soy justa”. Flexible y con empatía, nos revela que a veces en las noches gusta de estar en su casa, ver una comedia romántica y no saber nada del mundo. También cultiva su espiritualidad.
“Me gusta pasar conmigo misma, y reflexionar, ver que en qué puedo mejorar. Creo mucho en mi relación con Dios”, comenta.
Su clave del éxito
No es fiestera, prefiere leer artículos económicos y extractos del Harvard Review.
Su clave del éxito, dice que ha sido cambiar constantemente y buscar siempre alternativas.
“Quienes llegamos alto somos aquellas que nos exigimos cambios. Creo que las mujeres tenemos mucho por hacer, las barreras nos las establecemos nosotras mismas debido a los estereotipos sociales que existen, pero la realidad es que somos muy capaces”, explica.