Ellas

María del Carmen Claramunt

La primera impresión al ver a María del Carmen Claramunt es un chispazo de energía y vivacidad. Nos esperaba en su impecable saco rojo, un tono con el cual denota seguridad y acción

Eunice Shade

Originaria de Managua, es una profesional muy preparada. Estudió Administración de Empresas, tiene un postgrado en Decisiones Financieras y Corporativas que realizó en el Tecnológico de Monterrey, México. Su maestría es también del tecnológico, en Administración de Empresas.
Por si fuera poco tiene experiencia en compañías de seguro y bancos, gracias a estudios especializados que hizo en Harvard y en la sede del Banco Mundial, Washington.
Actualmente es gerente de ventas de compañía de seguros Metropolitana. Su principal preocupación en su trabajo es satisfacer al cliente y su reto es mantener la fidelidad de los mismos. Pero no es algo que le proporcione estrés, al contrario, ella asegura que se siente muy contenta con su trabajo.
“Me gusta el contacto con la gente, dar una sonrisa amiga, eso me motiva”, comentó.
Más allá del trabajo
Sobre su personalidad se define como hiperactiva, dinámica. “Soy así desde pequeña. Además me considero leal, sincera. Soy una persona de puertas abiertas, el que me necesite puede contar conmigo”.
Es hija única, pero aclara que no es una mimada. De hecho sus padres --don Alberto Claramunt y doña Amparo Sansón le exigieron más que a nadie.
“Me exigieron gracias a Dios, porque el mundo no se puede enfrentar sin la fortaleza que te dan tus padres”.
Una particularidad de María del Carmen es que colecciona orquídeas. Las tiene de todos los colores y tamaños. Otro de sus entretenimientos es coleccionar cactus.
“Me encanta la naturaleza, pienso que debemos conservar el medio ambiente, me gusta el cultivo, esperar un tiempo para que la planta crezca, verla crecer es algo maravilloso. Me encanta la naturaleza en todas sus expresiones, porque en ella se puede ver la mano de Dios”.
Todavía me falta
Ella es una combinación de paciencia y dinamismo, dependiendo del momento. Está soltera y al respecto nos dice que se debe a que siempre ha tenido metas definidas, “mis metas son mi guía”. Hasta el momento cuenta que las ha cumplido todas, pero sin duda la más importante para ella es haberse desarrollado laboralmente en lo que le gusta. “Y todavía me falta. Mi nueva meta es dar a conocer a Metropolitana como la compañía de seguros más sólida del mercado, no sólo por el capital, sino el respaldo que tiene”.
Es extrovertida, sin miedos a compartir su felicidad y con los pies en la tierra. Considera que para tener equilibrio se debe tener plenitud emocional, por lo que más adelante planea formar su familia.
Le molesta convivir con personas sin deseos de trabajar. No le gusta la mediocridad, “me gusta la gente con espíritu de superación, con ganas de salir adelante”.
Sus gustos en la mesa van desde un buen gallopinto hasta la pasta italiana.
Por otra parte, no se va por los extremismos y admira a Juan Pablo Segundo (q.e.p.d.), siendo optimista por naturaleza.
“Soy de las que cree en el proverbio que versa: uno en la vida debe escribir un libro, sembrar un árbol y tener un hijo”.