Ellas

Combate las ojeras

Pocas cosas nos delatan tanto como las bolsitas bajo los ojos y las ojeras

Algunas veces delatan una noche sin dormir o cansancio, también pueden contarle al mundo sobre nuestros hábitos alimenticios y nuestros genes.
Las ojeras, ya sea por acción de nuestros genes o nuestros hábitos, nos hacen parecer cansadas, nuestra mirada se opaca y nuestra expresión es triste.
Nos pasa a todas alguna vez. Pero no te preocupés, ya que con consejos fáciles podés mejorarlas. A continuación unos consejos:
Consejos para combatir estos enemigos
La sal: La sal hace que retengamos líquidos y una de las áreas donde se nota cuando hay retención de líquidos es bajo los ojos. Si tiendes a padecer de bolsitas bajo los ojos, entonces disminuye el consumo de sal.
Duerme: Una de las causas principales de las ojeras y las bolsitas es la falta de horas de sueño. Los médicos recomiendan un promedio de 7 ó 8 horas de sueño para adultos. Si te desvelás el sábado, tratá de dormir un poco más el domingo.
Duerme boca arriba: A veces la posición de nuestro cuerpo al dormir hace que los fluidos no se distribuyan uniformemente en el cuerpo.
Manzanilla (o camomila): La manzanilla es uno de los elementos natural más eficaces para combatir la inflamación. Una tacita de té de manzanilla te puede ayudar después de una noche de parranda o después de llorar. La manzanilla también puede usarse en compresas. Mojá dos algodones con té de manzanilla frío y ponelos en los ojos por 10 ó 15 minutos.
Gelatinas para los ojos: Casi todos los fabricantes de cosméticos tienen productos especiales para las ojeras y las bolsitas. Normalmente entre alguno de los ingredientes naturales que éstos tienen, se encuentran: la manzanilla, la caléndula y la árnica.
Mascarillas para los ojos: La delicada piel alrededor de los ojos se beneficia con una mascarilla especial para esta área. Si preferís mascarillas naturales, probá unas compresas de té frío o papa (patata) cruda.