Ellas

La mujer y el cine


— Carlos Midence —

cmidenceni@yahoo.com;


Es increíble que en casi todas las historias del cine no se incluya a ninguna mujer como directora, solo como actriz y, en su defecto como pioneras de la sensualidad, del erotismo, de la fantasía. ;


Los casos son múltiples y van desde la Hayworth, hasta la Kidman, por ejemplo, le dijo Milagros a su amado. Era la primera vez que ellos entablaban una conversación de ese nivel en muchos meses, pues otros problemas mantenían copadas sus conversaciones.;


¿A qué cree que se deba, amor mío?, le dijo su amado acariciándole de forma circular el bello rostro. Es lo mismo que pasa en todas las historias, sean estas políticas, culturales, sociales y científicas. Por lo general están dominadas por los hombres. Además de protagonizarla, eso han hecho creer, la escriben también. Entonces la mujer como sujeto es marginada. ;


Eso me recuerda al filósofo mexicano Leopoldo Zea, quien habla de un discurso de la marginación creado por occidente, le responde el amado. Ah, le contesta la bella Milagros con una sonrisa más que angelical, Zea también cae en la trampa, para él los discursos marginados son nacionales y étnicos y no genéricos, ahí está el problema. Por qué dentro de su tesis no incluye el discurso de la mujer como marginada también, le replica Milagros. Su amado se redujo a bromear: tal vez lo está preparando en otra obra, le dijo. ;


Tradición cultural;


Bueno, pero continuemos, le sentencia Milagros. También por motivos de tradición cultural, la mujer, aún en Occidente, ha ocupado un lugar de menor repercusión como sujeto productor de sentido. Mirá, amor mío, continúa Milagros, si hacemos un recorrido por la crónica de la historia de la evolución del pensamiento nos muestra que la literatura y filosofía, son las pocas narraciones que toleran sólo como una excepcional concesión la aparición esporádica de alguna que otra mujer, que a fuerza de calidad artística, profundidad y empuje personal logró acceder a una popularidad aceptable únicamente en el género masculino, enclavado siempre en una perspectiva patriarcal.;


Dame un ejemplo de esa marginación que mencionás, le increpó el amado. Son muchos, Tonybee por ejemplo, un clásico entre los teóricos de la historia, en sus estudios no menciona a ninguna mujer. Woolfflin y un autor como Hausser, extrańo en él, en lo que refiere a las historias del arte y de la cultura, hacen tabula rasa de las mujeres. Ya no digamos en lo que refiere al cine. ;


Así autores como Roman Gubern no menciona a ninguna mujer en su ya clásica historia del cine, lo mismo un autor como Gilles Deleuze, concluye la inteligente Milagros, mientras su amado se acerca y la besa despacio, suave como un zarpazo de violeta (como dijo el maestro Martínez Rivas), no menciona ningún ejemplo de mujeres directoras en su lúcido estudio de las imágenes en el cine. ;


Es tan así que la crítica cinematográfica especializada, específicamente en los estudios de mujeres, conoce esta construcción cultural, discriminatoria en su origen, y como reacción ha dado impulso a una inevitable e imprescindible visión feminista de este fenómeno. Es decir, se ha creado una demanda, un reconocimiento que en justicia le corresponde a la mujer en la construcción del imaginario cinematográfico. ;


Interesante, le dice el amado mientras la besa otra vez, continúa, le dice. Es decir qué mujeres considerás que se deban mencionar o qué mujeres han reivindicado a esas otras mujeres. ;


Rápidamente te menciona un texto de Jun Annette que va más allá de la figuración femenina en las escenas eróticas. Asimismo ella menciona o más bien analiza las propuestas cinematográficas de mujeres como Alice Guy, de la cual te voy a hablar mańana si querés, le dijo Milagros. A otras más contemporáneas como Jodie Foster, a Maya Deren, Liliana Cavani, entre otras. ¿Sabías que a Guy se le considera la primera directora de un film de ficción en la historia del cine? Y eso no lo dice Gubern, lo dice gente como Annette. Bueno luego, o mańana te hablo de Guy, ahora vámonos al cine, termina diciendo. ;