Ellas

Todos tenemos que portarnos mal alguna vez...

Miren lo que quiere la perla que escribió esa frase, portarse mal y fornicar con la mujer que “ama”. Así no se puede... Pero bueno, decidid vosotros mismos amados lectores, cuando leáis esta misiva

— —

— Hola Cartero, te escribo para contarte mi historia, tengo 22 ańos y resulta que llevo 3 ańos con una relación en que realmente hay mucho, mucho amor, pero lo que pasa es que hace 7 meses mi novia se fue a vivir fuera de Nicaragua a un lugar muuuy lejano. Yo no me fui con ella porque quiero terminar mi carrera. Actualmente hablamos mucho por msn y cosas así, pero la verdad es que me surgen dos problemas: el primero no es muy grave aún, pero resulta que soy hombre y los hombres somos más bien hormonales, por lo que a veces cuesta reprimir los instintos. ;


Mi segundo problema es un poco más grave: resulta que antes de esta relación estuve casi 2 ańos con otra persona de la cual yo estaba muy enamorado, pero ella no se portó muy bien conmigo. Desde que empecé esta nueva relación, casi no hablo con ella, no por estar peleados, sino porque ambos estábamos “jalando” (ella también estuvo un poco más de 3 ańos con alguien) y la verdad no queremos conflictos.;


La cosa es que los dos terminamos casi al mismo tiempo (yo volví con mi novia), y nos empezamos a juntar, el punto es que yo no le conté que volví y ahora estamos conversando bastante seguido y no sé si habrá onda, pero yo me muero de ganas de que pase algo entre nosotros... Digamos que es un capricho, un capricho muy peligroso, ya que no me dan ganas de meterme con otra persona, pero ella me revoluciona todas las hormonas, a pesar de que estoy súper enamorado de mi lejana novia, es muy extrańo lo que me pasa con mi ex y no sé qué hacer... Por un lado creo que todos tenemos que portarnos mal alguna vez, yo nunca me he portado mal con ninguna chavala, pero por otro, mi novia es demasiado buena como persona y no quiero dańarla. ¿Crees que se puede tener una salida furtiva así y que no pase a mayores?;


Anónimo con;


malos pensamientos;


;


— Instintos... sí, a veces cuesta, pero bueno, la mente gobierna la materia, dicen por ahí. Lo que tú quieres es que yo te dé permiso y te diga “ok, métete con ella y ojos que no ven, corazón que no siente”. Pero no, yo no pienso así. Si estás con alguien y estás enamorado, pues respétala y resiste. Si no están de acuerdo conmigo, mala suerte, es lo que yo pienso y punto. Te dedico un poema:;


“Conciencia nunca dormida;


Mudo y pertinaz testigo;


Que no dejas sin castigo;


ningún crimen en la vida;


La gente calla, el mundo olvida;


Más, ¿quién sacude tu yugo?;


Al sumo hacedor le plugo;


Que seas tú para el culpable,;


Delator, juez y verdugo”.;


Toma, cachito de goma.;