Ellas

Comiendo en los pasillos de la Universidad

El tiempo se escapa como agua entre tus dedos, cuando comienzan las clases, es un verdadero corre, corre, que no te deja disfrutar de un verdadero desayuno y mucho menos del almuerzo. Así es la vida del universitario.

— Silvia E. Carrillo —

Por lo general las universidades son el paraíso de las comidas rápidas, es lo que más se vende en los bares. Y es que el período de receso entre cada clase es muy corto y las actividades que tenés que realizar casi llenan tu agenda de trabajo.;


La nutricionista Carmen María Reyes recomienda que la mayoría de los alimentos que deben consumir los universitarios deben contener vitaminas apropiadas para el cerebro y la glucosa, sustancia que el cerebro utiliza para producir energía.;


Un buen desayuno es el primer paso para obtener energía y estos alimentos son la leche, frutas, jugos de verduras ensaladas verdes, como las espinacas con naranja y limón.;


Entre los alimentos secos están la tortilla con queso y cuajada y el indispensable gallopinto que dan energías al cerebro, para que se dé una mejor concentración y capacidad de la memoria.;


“El estudiante debe evitar los ayunos prolongados que puedan generar bajones de azúcar, cuyos síntomas son los dolores de cabeza, mareos, ganas de vomitar, y esto a su vez puede causar un descontrol arterial”, agregó Reyes.;


;


Tip para tu alimentación ;


• Entre las 6 y las 10 de la mańana el estudiante debe alimentarse con jugos, refrescos naturales, frutas y leche.;


• Al mediodía no es conveniente consumir comidas preparadas y lo más ideal es el arroz, pollo y queso, siempre acompańado de verduras y ensaladas.;


• En la cena algo ligero, porque es un período donde el metabolismo disminuye, puede consumir leche o jugo natural.;


• No es recomendable eliminar los tiempos de comida, porque el organismo produce Ácido Clorhídrico que podría provocar acidez en las paredes del estómago y luego esto puede desarrollarse en un cáncer.