Ellas

Desatinos e incongruencias de ŤPedro el Escamosoť


— Javier Santamaría —

En la pasada entrega de premios ŤIndia Catalinať a lo mejor de la pantalla chica colombiana, el culebrón ŤPedro el Escamosoť se llevó varias estatuillas, entre las que se enumeran: premio al mejor actor protagonista concedido a Miguel Varoni; premio a la mejor actriz de reparto para Alina Lozano, quien personifica a la picante Nidia Pacheco, y premio al mejor libretista, asignado conjuntamente a Dago García y Luis Felipe Salamanca, todos son muestras de la popularidad de que goza esta comi-novela en Colombia y gran parte de los países que actualmente la transmiten. ;


Pero ŤPedro el Escamosoť no es monedita de oro para simpatizarle a todo mundo; hay quienes catalogan esta telenovela como un verdadero bodrio plagado de inconsistencias, con situaciones ridículas y fuera de contexto, que es más la alharaca que se ha montado en su entorno, que los aportes esenciales de la misma al género. ;


Para muestra un botón, ésta es una crítica que me llegó vía e-mail de una colombiana residente en la ciudad de Miami, y deseamos compartirla con ustedes nuestros lectores: ;


ŤQuisiera miraras los garrafales errores del escamoso, una novela que parece caricatura, su protagonista femenina tiene unas pechugonas que parece...esa no es la pinta de una ejecutiva seria, del nivel de Paula Dávilať...;


ŤHay incongruencias tales como: Paula, toda una ejecutiva no tenga teléfono en el mercedes ¿y ni siquiera un celular?, que tampoco lo tenga Mónica, la dueńa de la empresa, y que le hubiera tocado a Paula salir a buscar quién le prestara en la clínica un teléfono fijo para avisarle a César Luis que su esposa había perdido el nińo. Que los confidentes de Paula y Gaitán sean un chofer y una secretaria, o que una mujer tan rica y elegante como la esposa de César Luis, no tenga ni una amiga o por los menos una familiar de amiga, y ni hablar de quien escogió a esa actriz como rica y elegante, pues no le queda ni poquito.;


Pedro es una novela que se mueve cual prostituta, donde mejor le interese a la gente y no por propios méritos del libretista, pero ahí no termina ese cúmulo de detalles que derrumban cada noche la credibilidad de ŤPedro el Escamosoť. El premio mayor se lo lleva la forma chambona como resolvieron la crisis de audiencia creada por la peluqueada de Pedro a destiempo; Pedrito con extensiones, ĄĄĄhasta donde!!!.;


OTRA OPINION;


Yo como colombiano creo queť Pedro el Escamosoť puede ser un Ťéxitoť, pero para mi y gran parte de la audiencia latina no lo es, sólo es un producto cual cantante gringo que se vende sólo por innumerables y cansonas propagandas repetitivas, donde sólo intentan hacer reír y darle protagonismo a un baile sacado de los cabellosť. (Mauricio Sánchez- Miami, Fl).;


Como columnista y seguidor de este culebrón, tampoco soy ajeno a las incongruencias del libreto y los entrecejos que encierra la historia de ŤPedro el Escamosoť, podríamos mencionar veinte más; sin duda ŤFreydellť es una empresa bastante singular donde ocurren cosas que en la vida real difícilmente veríamos:;


Los familiares de los empleados entrando y saliendo de la empresa como ŤPedro por su casať, hay que ver a Nidia paseándose sin recato en la empresa cuando le viene en gana.;


No me explico por qué al personaje de Ana Dávila se le incorpora y se le saca de la historia sin ton ni son y no tiene una continuidad consecuente. Pero todo no queda ahí. Si quieren saber lo que viene, no dejen de leer ésta columna la próxima semana.