Ellas

Cómo amar el empleo que odias


— —

Odiar el empleo es un hobby muy preciado. Es un sufrimiento que no conoce fronteras. Pero, ya sea que tu queja consista en un mal jefe, demasiada burocracia, la política de la oficina, un trabajo aburrido, o todo lo mencionado, no tienes por qué sufrir en silencio (o en tanto silencio). Hay cosas que puedes hacer para mejorar tu situación, inclusive si no necesitas cambiar... al menos por el momento. Una vez que empieces a hacer algo por ti misma, empezarás a sentirte menos víctima de las circunstancias y más como una profesional con influencia y control de tu propio destino. He aquí algunas estrategias que ayudarán a orientar tus pensamientos.;


ESTRATEGIA 1 ;


Deje de mirar el reloj.;


El aburrimiento embrutece; si no tienes cuidado, puedes convertirlo en un esclavo del reloj. Tu desafío es descubrir formas de participar más, de mejorar tu trabajo sin agregarle simplemente más tarea. La clave está en pensar en forma cualitativa, no cuantitativa. No más, sino mejor. ;


¿Cómo? Para empezar, manten ojos y oídos abiertos a fin de estar alerta a proyectos nuevos que puedan interesarte. Mejor aún, inventa un proyecto que resuelva un problema de la organización y haga fluir tu vena creativa. ;


Una head-hunter que sufría de burn-out en su tarea de búsquedas ejecutivas, y un consultor que estaba harto de capacitar gerentes, dividieron sus tareas por la mitad e intercambiaron responsabilidades; los dos empezaron a disfrutar del nuevo crecimiento. ;


A la head-hunter le sorprendió sobremanera ver cuánto disfrutaba de la capacitación. De hecho, le gustó tanto que decidió dedicarse full-time, algo que nunca se le hubiera ocurrido. ;


ESTRATEGIA 2;


Aprende a aceptar un cumplido.;


Siempre es bueno saber que los demás nos aprecian, tanto a nosotros como a nuestro trabajo. Lamentablemente, los elogios tienden a ser escasos, mientras que las críticas abundan. ;


ESTRATEGIA 3;


Felicítate (Cada Tanto).;


Quizá sientes que es un lujo que, de vez en cuando, alguien en el trabajo te diga: ŤGracias. Bien hechoť. Mucha gente considera que dan por sentado que su tarea está bien hecha. Es cierto que los colegas y los jefes pueden ser competitivos, y algunos clientes pueden llegar a colmar su reverenda paciencia. Pero aunque ellos no te entreguen nunca una medalla o un diploma, aún puedes sentirte bien si reconoces y aprecias tus propios logros y puntos fuertes.;


A pesar de la queja usual de que la fuerza laboral está plagada de fanfarrones que se creen el centro de la tierra y subestiman su propio potencial, también se da mucho el caso opuesto. ;


ESTRATEGIA 4;


Tome las críticas como lo que son.;


El hecho de que alguien te diga que trabajas mal no significa que seas idiota. Simplemente significa que a alguien no le caes bien. Por más que no sea algo agradable, no tiene por qué ser un reflejo de lo que tú realmente vale. ;


Los conflictos de personalidad llevan a confrontaciones hostiles que resultan dolorosas para todos los involucrados. Pero aún, los insultos arrojados quedan grabados por ańos. ;


ESTRATEGIA 5;


Construye relaciones positivas. La política positiva de oficina no se trata sólo de limar asperezas con los enemigos. También significa crear alianzas con aquellas personas que pueden ayudarnos.;


Para sentirte mejor en su lugar de trabajo y desarrollar relaciones más estrechas dentro de su empresa, ten en cuenta las siguientes sugerencias: ;
ť Inscríbete en cursos que puedan ayudarte a mejorar tus técnicas de comunicación, juego en equipo y liderazgo. Luego pon en práctica lo aprendido con aquellas personas que más lo hacen sufrir. ;


ť Busca responsabilidades que te permitan trabajar con distintos tipos de colegas, y no los mismos pocos con los que sueles alternar. Esto mejorará tus habilidades interpersonales, ampliará tu visibilidad y revitalizará tu jornada laboral. ;


ť Solicite que te asignen tareas con gente que realmente te guste. Tras permanecer cierto tiempo con ellos, lo más seguro es que te sientas bien.;


ť Ofrécete para integrar una comisión que esté a cargo de un proyecto o tema interesante, a fin de poder desarrollar una comunidad interna de colegas con intereses y valores compartidos. ;


ť Cuando tengas tiempo y energía, colabora para ayudar a otros que tengan Ťsobrecarga de trabajoť. Adquirirás reputación de jugadora en equipo, y desarrollarás una red de apoyo que te ayudará cuando requieras que te devuelvan el favor. ;


ť Ofrece reconocimiento a aquellos que lo merezcan. En vez de tratar de robarte los laureles, compártealos con los demás. La gente se sentirá mejor al trabajar contigo y para ti.;


(Fuente: laborum.com)