Ellas

Edith González: ŤGuy Ecker besa muy ricoť


— Iván Carrillo —

De buen humor y pícara en sus respuestas, la rubia mexicana Edith González dice nunca habla de su vida privada Ťporque no se me hace muy bueno, pero que lo sepa todo el mundo, sí tengo pareja y nos llevamos muy bien, aunque en ocasiones tenemos nuestras crisis como todas las parejasť, reveló.;


A pesar de confesar que su corazón tiene dueńo, Edith González reconoció que no se cierra a la posibilidad de encontrar a alguien nuevo. ŤQuiero un cuate que tenga dinero que nos permita viajar, pero que no sea rico, porque esos dan muchos problemas. Que sea guapo, de buen ver, pero no muy guapo. Básicamente que sea buen ser humano y que cuando meta la pata, me lo haga ver con ternurať.;


A GUY ECKER LO VEO MAL...;


Dentro de su vida artística también habló de los galanes y en ese sentido dijo que con Guy Ecker le fue mal. ŤA él lo vi mal porque está mal proporcionado... Ąno me lo proporcionaron a mi!, pero besa muy ricoť, dijo entre risas la ojiazul.;


Uno de los rumores que corrió durante las grabaciones de Salomé, fue que Edith había iniciado una relación con Rafael Amaya, pero no fue cierto. ŤNo tuve nada que ver con él, qué más me hubiera gustado pero no. Nos hicimos muy cuates porque empezó la telenovela con novia y después tronó, entonces hablábamos mucho de eso, pero nunca de amor entre nosotrosť.;


SU FANTASIA EROTICA;


Ya más subida de tono la conversación, Edith admitió que aún no ha tenido una noche ideal y explicó cómo le gustaría que fuera. ŤTengo la ilusión, como sueńo erótico, de estar en una playa o un lago, que haya una laguna con muchas estrellas y hacerle a mi pareja la danza de los siete velos, así que espero hacerla prontoť.;


Aunque en un principio atribuyó su eterna juventud al ejercicio, la relajación y el agua, la actriz terminó por revelar su secreto. ŤCreo que el sexo con amor o con mucho gusto, con la persona que lo practicas, sí rejuvenece. El sexo por el sexo o sin gozarlo, te desgasta e incluso te marchitať.;


SI SE DESNUDARIA;


Precisamente en el tema del erotismo, Edith se consideró como una persona muy sexy y tierna en el sexo. También aceptó la posibilidad de retratarse para la revista Playboy. ŤSí aceptaría trabajar con la revista, pero con mis reglas. Tendrían que ser artísticas y que hablaran sobre el goce femenino, no de la mujer como un objeto de satisfacción para el hombre, sino como el sujeto de su propia satisfacciónť, comentó.