Economía

Sobre recaudaciones sacan a luz discresionalidad del Ejecutivo

* Ejecutivo no está facultado para formar reservas con ingresos no proyectados en el presupuesto * Ocultan verdadera magnitud de ejercicio fiscal desde 2004

Ervin Sánchez

Los últimos dos gobiernos de Nicaragua, desde 2004, presentaron al inicio de cada año, proyecciones presupuestarias subvaluadas que al término de cada periodo mostraron “sobre recaudaciones”, que el Ejecutivo usa a su discreción, posiblemente para acumular reservas pasando por encima de la Asamblea Nacional que es la única facultada para asignar recursos, destaca el economista Adolfo Acevedo Vogl.
Al respecto Acevedo destacó declaraciones del presidente Daniel Ortega, que dijo que de los 1,400 millones de córdobas de sobre-recaudación, que funcionarios de su gobierno informaron que iban a ser incorporados al Presupuesto de la República mediante una modificación presupuestaria, el Poder Ejecutivo decidió colocar 500 millones de córdobas en las reservas de Nicaragua en el Banco Central para de esa forma tener una garantía frente al bono que se les está entregando a los trabajadores.
Acevedo además afirmó que desde 2004 ha denunciado que las proyecciones de ingresos tributarios en los presupuestos están subvaluadas o son muy conservadoras y lo que ocurre es que luego al final del año se obtienen “sobre recaudaciones”, que lo que revelan es que no se reflejaron de manera correcta todos los ingresos fiscales que se podían esperar.
Según el economista, las llamadas sobre recaudaciones no son efecto de eficiencia recaudatoria, si no que es el resultado de proyecciones fiscales sistemáticamente subvaluadas, lo que afirma que de acuerdo al estudio de un experto del Banco Mundial, hay un problema en la calidad de las proyecciones.
Para el economista, lo que está ocurriendo con seis años consecutivos en que se observa el mismo fenómeno de estimaciones subvaluadas y luego anunció de sobre recaudaciones, es que a los gobiernos les gusta darse márgenes de discrecionalidad con los recursos originados de los impuestos porque saben que los diputados en la Asamblea Nacional no están pendientes de la calidad de las proyecciones de ingresos tributarios.
Señaló que ya es normal que en septiembre u octubre, el Gobierno viene con una modificación presupuestaria que son aprobadas tal y como las propuso el Ejecutivo, pero además aún así no se registran todos los ingresos que están entrando.
“Yo tengo entendido que en la modificación presupuestaria para este año no se van a registrar todos los ingresos esperados, sino que el Gobierno piensa crear una reserva para 2010, un año electoral”, expresa el economista.

Ejecutivo sin facultad para crear reservas
Sin embargo Acevedo señala que el Gobierno no tiene facultad para crear reservas, lo que tendría que hacer es informar a la Asamblea Nacional sobre todos los ingresos fiscales que está esperando y en todo caso proponer que se cree la reserva, pero el Ejecutivo no puede decidir por sí mismo esto.
De hecho, al inicio de cada año, se ha ocultado información a la Asamblea Nacional al hacer una proyección muy baja para el próximo ejercicio fiscal y se decide crear una reserva, entonces al final del año aparece una recaudación más grande que la que estaba reflejada aún en la modificación presupuestaria”.
Acevedo manifiesta que aún así hay una violación a la ley porque todos los ingresos fiscales que al 31 de diciembre superen lo que estaba presupuestado, son una disponibilidad de recursos no comprometida que debería trasladarse al presupuesto del próximo año, cosa que no se hace, sino que el Gobierno asigna estos recursos públicos sin estar facultado para ello por que la Asamblea Nacional es totalmente permisiva.
La Contraloría General de la República, dice Acevedo, debería sancionar administrativamente este tipo de acciones, a como lo hizo en 2004 con el ex Ministro de Hacienda Eduardo Montealegre por subvaluar los estimados presupuestarios, cosa que jamás se volvió a hacer pese a que ese tipo de prácticas se volvió sistemática.
En el 2009, en medio de la crisis, la sobre recaudación fue de 40 millones de dólares, este año puede andar por los 60 millones de dólares, con lo cual se podría cerrar en parte la brecha de 200 millones de dólares del Ministerio de Educación para sus proyectos, estimó el economista.
“El próximo año se espera que aumente el gasto electoral posiblemente el Gobierno quiere dejar una reserva para contribuir a financiar el gasto electoral, pero no está facultado para ello, sin embargo en Nicaragua es tan común que los gobiernos pasen por encima de la ley sin que esto no provoque mayor debate”, señala Acevedo.