Economía

Ofrecerán factoraje a Pymes


Cristhian Marenco

En Nicaragua miles de pequeñas y medianas empresas que aportan el desarrollo económico del país, no cuentan con los recursos suficientes para el crecimiento de sus negocios. En vista de esta necesidad, el Fondo Multilateral de Inversiones, Fomin, miembro del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, suscribió un acuerdo con la empresa de factoraje Credifactor, con el objetivo de facilitar el acceso a servicios financieros a micro y pequeños empresarios de Nicaragua, especialmente de propietarios de pulperías.
La representante del BID en Nicaragua, Mirna Liévano de Marques, expresó, que es la primera vez en este país que el Banco aprueba este tipo de operaciones, utilizando el factoraje como un producto financiero para el beneficio de pulperías y pequeños negocios.
“Nosotros creemos que este programa va a diversificar la oferta de crédito en el país orientada a la micro y pequeña empresa que permite a las pulperías invertir en mejoras y desarrollar proyectos con los cuales puedan expandirse”, apuntó Liévano.
Por su parte, el presidente de la Junta Directiva de Credifactor, Mauricio Pierson, agregó que este proyecto es importante, tanto para la empresa como para la población nicaragüense, pues a través del factoreo se podrá beneficiar a un sector que no está siendo atendido por la banca tradicional.
El costo total del proyecto supera los dos millones de dólares, de los cuales el Fomin aportará hasta 300 mil dólares en concepto de cooperación técnica no reembolsable y la empresa 150 mil dólares. Con estos fondos, la empresa fortalecerá su capacidad operativa, capacitará a su recurso humano y podrá expandir sus operaciones de factoraje a otros departamentos del país.
Se espera generar en los próximos tres años de operación, una cartera aproximada a los 16.6 millones de dólares, que facilite el crédito mediante factoraje a pulperos, pequeñas y medianas empresas urbanas y rurales.
El factoraje es la adquisición de créditos provenientes de ventas de bienes muebles, de prestación de servicios o de realización de obras, otorgando anticipos sobre tales créditos, asumiendo o no sus riesgos.
Por medio del contrato de factoraje un comerciante o fabricante, cede una factura u otro documento de crédito a una empresa de factoraje a cambio de un anticipo financiero total o parcial. La empresa de factoraje deduce del importe del crédito comprado la comisión o interés y otros gastos.