Economía

Decisión política prevalecerá en acuerdo de Asociación

* Inflexibilidad europea ha dominado el proceso negociador * Presidentes pueden destrabar negociaciones en Madrid, la capital española

Cristhian Marenco

Después del fracaso de la más reciente mini ronda de negociaciones del Acuerdo de Asociación, AdA, pacto que pretenden firmar Centroamérica y la Unión Europea el próximo 18 de mayo, la situación se hace cada vez más complicada, tomando en cuenta la falta de consenso para culminar un proceso de discusión que supera los tres años.
El último encuentro entre los equipos técnicos representantes de los 27 países que conforman la UE, así como los negociadores de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, no dejó ningún resultado positivo a las partes involucradas, en vista de la poca flexibilidad europea para solicitar cuotas más acordes a la economía de la región centroamericana.
Aunque el pegón más importante de la inesperada mini ronda que se llevó a cabo el jueves de la semana pasada en Guatemala, fue el tema de los lácteos, los europeos reconsideraron su posición, disminuyendo la cuota que desde un inicio habían pedido para este producto.
De las cuatro mil quinientas toneladas métricas de leche en polvo que Europa propuso a Centroamérica, con un crecimiento del 10 por ciento anual, y acceso a mercado para el producto de forma inmediata y sin aranceles, la nueva oferta es de dos mil toneladas métricas.
Sin embargo, desde un inicio los representantes de los sectores lácteos de los países centroamericanos, indicaron que no podrían asumir ninguna cuota relacionada a leche en polvo, ya que en la mayoría de estos países, el producto presenta gran nivel de producción y comercialización a nivel intra regional.

Europeos flexibilizan un poco
Los productores de lácteos siguen demandando que Centroamérica debe mantener su posición de cero cuota para leche en polvo y que sea Panamá la que se haga cargo de la cuota de 500 toneladas de la misma, por ser el único país de la región que presenta un déficit en la producción de ésta.
A pesar, de que los europeos bajaron la propuesta de cuota, que hasta el momento ha sido la que ha causado mayor traba a las negociaciones, todavía queda pendiente determinar las cuotas de los otros productos sensibles, que son los de mayor generación de divisas por sus exportaciones.
Entre estos se encuentran la carne bovina y el azúcar, de los que hasta el momento no se ha recibido ninguna variación en las propuestas.
Europa aún mantiene su oferta de 150 mil toneladas de azúcar para toda la región, que no es más que lo aprobado por la Organización Mundial de Comercio, OMC. La propuesta europea consiste en hacerse cargo de esta cantidad, pero Centroamérica solicita una cuota adicional.

También complicado acuerdo textil
En materia textil, la UE no quiere atender el interés de los centroamericanos de obtener materias primas fuera del área. En ese sentido los negociadores centroamericanos pidieron a los europeos permitir el ingreso de una cuota de productos específicos, como hilos, telas y botones, para confeccionar las prendas y que las puedan vender sin pagar aranceles.
Para el consultor empresarial y experto en comercio internacional, Óscar Alemán, la firma de este acuerdo en la fecha programada se hace difícil a medida que los negociadores europeos no cambien de sus posiciones.
“Yo no creo que la firma se logre para el 18 de mayo porque todavía hay muchas cosas pendientes y estamos negociando contra el tiempo, pero todo va a depender de la voluntad política europea y del interés real en la acordar un tratado de esta naturaleza con Centroamérica”, indicó.
El experto reiteró que el empresariado regional, así como el nicaragüense, espera la firma de un buen acuerdo más allá de la fecha pactada.
De acuerdo con Alemán, en los próximos días se espera la confirmación de una posible reunión entre los equipos negociadores de ambas regiones, la que será realizada en Madrid, España, los días jueves 13 y viernes 14, antes de celebrarse la Cumbre Iberoamericana del 18 de mayo también en la misma capital española.