Economía

Firma de acuerdo con UE podría ir después de mayo


Cristhian Marenco

La posición poco flexible del bloque negociador europeo en el marco de la firma del Acuerdo de Asociación Comercial entre Europa y Centroamérica, llevó a empresarios nicaragüenses y al propio gobierno a vislumbrar una prolongación de las discusiones del mismo, con el fin de seguir en la búsqueda de un tratado que beneficie significativamente al país.
La firma del acuerdo está prevista para el próximo 18 de mayo, durante la Cumbre Iberoamericana a celebrarse en Madrid bajo la presidencia comunitaria española, sin embargo, durante una reunión sostenida ayer por la mañana entre asesores del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, y el equipo negociador nicaragüense, se llegó a la conclusión que dicha fecha no debe ser una camisa de fuerza para la culminación de las negociaciones.
De acuerdo con Orlando Solórzano, titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, en el encuentro se discutieron los temas de: origen, las exportaciones de zonas francas, los accesos a mercados, el libre comercio de algunos productos importantes para Nicaragua, cuotas y ampliación de las mismas, así como la inflexibilidad de los negociadores europeos.
“Estamos apuntando a que pueda firmarse para el 18 de mayo, pero nosotros apuntamos más a la calidad del acuerdo que a la velocidad, estamos presionando por lo menos en la parte comercial que es donde vamos un poco más retrasados.
El funcionario dijo que es importante que los negociadores europeos tomen una posición más flexible ante las solicitudes del bloque centroamericano, tomando en cuenta las asimetrías que caracterizan las economías y sociedades de ambas partes y que además haya mayor apertura al mercado europeo para productos como el azúcar, arroz, carne, productos agroindustriales, y derivados de zonas francas.
De igual forma, el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, reiteró el compromiso del empresariado nacional de velar por encontrar un balance y posiciones favorables para la región centroamericana y especialmente para Nicaragua.

Calidad vs. rapidez
“Hay una disposición de empujar no solo en rapidez, sino en calidad, y esa calidad pasa en que si es necesario alargar el período de negociación, se haga, sin embargo vamos a hacer todo lo posible de buscar respuestas que permitan firmar en mayo”, expresó Aguerri, quien indicó que el piso de las negociaciones debe mantener o superar el acceso que actualmente Nicaragua goza con el Sistema de Preferencias Generalizadas, SPG plus.
El SPG plus es un esquema arancelario preferencial autónomo que otorga a aproximadamente siete mil 200 productos y bienes tanto agrícolas como industriales, un arancel de cero por ciento para ingresar a los 27 Estados miembros de la Unión Europea, UE.
Por su parte, Eduardo Fonseca, gerente general de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic, consideró que todavía se pueden lograr más cosas que las planteadas por Europa, siempre y cuando los negociadores flexibilicen posiciones.
Fonseca señaló que sería un error firmar el acuerdo sin que todos los aspectos del pilar comercial estén consensuados, ya que Centroamérica no obtendría los beneficios esperados, por lo que “como nicaragüense preferimos un buen acuerdo firmado en octubre que un acuerdo regular firmado en mayo”.