Economía

Créditos bancarios sufrieron un gran bajón en el 2009

* Cuentahabientes incrementan sus depósitos

Cristhian Marenco

La política de restricción crediticia que los bancos nicaragüenses impulsaron durante el 2009, como medida de protección ante la crisis económica mundial, llevó a las instituciones financieras a registrar un exceso de liquidez, que a la vez restó a los usuarios de crédito disponibilidad de recursos destinados a la promoción de la actividad productiva.
De acuerdo con los datos brindados por el economista Néstor Avendaño, Director Ejecutivo del organismo Consultores para el Desarrollo Empresarial, Copades, la liquidez creció en gran medida el año pasado.
La liquidez en córdobas, que es la cantidad de córdobas que tienen los bancos en sus cajas con respecto a los depósitos en esta moneda, aumentó de 32 por ciento en 2008 a 48 por ciento en 2009, y la liquidez en dólares pasó de 30.4 por ciento en 2008 a 41 por ciento en 2009.
De igual forma destacó que a finales del 2009 la tasa de rentabilidad se desplomó. Los antecedentes indican que en el 2008 la rentabilidad sobre el capital era 17.2 por ciento, mientras que en diciembre del 2009 cerró en 5.5 por ciento, es decir que experimentó una severa caída, superior a los diez puntos porcentuales. A la vez, informó que mientras los préstamos reportaron una caída, los depósitos crecieron.
“El total de los depósitos con respecto al patrimonio de los bancos se incrementó de 6.8 por ciento en 2008 a 7.5 por ciento en 2009, pero el saldo total de los préstamos con respecto al total de los depósitos se desplomó de 90 por ciento en 2008 a 74 por ciento en 2009, eso explica una vez más por qué los bancos están inundados de liquidez”, expresó.
Sube mora
Los préstamos vencidos, prorrogados, reestructurados y en cobro judicial, en adición a los activos en poder de los bancos, es decir las garantías bancarias que las instituciones financieras obtienen por no recuperar los préstamos otorgados, con respecto a la cartera total de crédito, se elevaron de 7.5 por ciento en 2008 a 12.7 por ciento en 2009.
El experto apuntó que de esta forma, también incrementó la mora, que puede verse perjudicada aún más con la posible legislación que vendría a favorecer la cultura de no pago y a restringir todavía más la disponibilidad de financiamientos.
Según el economista, entre las medidas que deben implementarse para resolver el problema de la mora, se encuentra la reestructuración de los préstamos con tasas de intereses moderadas y aptas para los prestatarios.
Con relación a la futura discusión de la Ley de Ordenamiento y Uso Responsable de Tarjetas de Créditos, Avendaño manifestó que es necesario calcular de forma responsable la tasa de interés generada por la utilización del dinero plástico.
“Es excesiva una tasa de interés del 60 por ciento sobre el crédito de las tarjetas y una tasa moratoria del 80 por ciento sobre las mismas tarjetas. Hay tasas en el mercado, como es el caso del Banco Central de Nicaragua, BCN, que publica mensualmente una tasa entre particulares que oscila alrededor del 20 por ciento, la cual puede ser tomada como referencia”, consideró.
El informe del representante del Copades, demuestra que por primera vez en la historia bancaria de Nicaragua el Citibank, anterior Banco Uno, fue desplazado por el BAC del primer lugar del Ranking de la Banca.
Los datos del 2009 reflejaron que el BAC ocupó el primer lugar en el ranking por ser el banco más rentable, es decir que tuvo una utilidad neta de 19.4 por ciento de su patrimonio, además posee un margen financiero no muy elevado de 20 puntos porcentuales y tiene un rendimiento de cartera de 15.6 por ciento.
El ranking sitúa al BAC con la mayor productividad financiera, al captar depósitos por un monto casi siete veces mayor a su patrimonio, una cartera de préstamos 13 veces mayor que sus gastos administrativos, mientras el Citibank es el banco más asequible para consumidores de servicios financieros, como tarjetas, al contar con 213 mil prestatarios, casi el 30 por ciento del total del sistema bancario del país.