Economía

Bienes raíces se reactiva


Amparo Aguilera

El mercado de bienes raíces, a nivel local, mantiene un poco “alzada” la cabeza en el 2010, a pesar de que la mayoría de nicaragüenses continúa careciendo de un sueldo que le permita alquilar o comprar una casa.
Alejandro González Pasos, miembro de antaño de la Cámara de Bienes Raíces de Nicaragua, sostuvo que en realidad el segmento está “rindiendo” desde mediados del 2009 a la fecha, pues sigue mostrando un crecimiento del 25 por ciento.
Eso, en cifras absolutas, equivale a un movimiento promedio mensual de entre 4 y 5 millones de dólares, según sus estimaciones. ¿Las razones? No están claras aún. Aunque González cree que eso se debe a que la “gente perdió el miedo”. “Hace unos tres años, todo el mundo se asustó y comenzó a vender sus propiedades. Pero ahora esto se ha calmado, la gente tiene más confianza en el país; se ve más seguridad en el sector”, enfatizó.
Sin embargo, el economista Alejandro Aráuz aclaró que el sector está más enfocado en la clase media y alta, de manera que es explicable que muestre un mejor desempeño, pese a que el año psado fue crítico en términos económicos.
“Bienes Raíces inclusive es una pequeña porción de todo lo que implica el rubro de la Construcción… que al término del 2009 tuvo una caída del 30 por ciento, pues la venta de casas, en general, estuvo malísima”, destacó el experto.
González, cuya empresa opera en el mercado nica desde 1933, refiere, sin embargo, que el movimiento “se está calentando” en los estratos donde ellos operan.
“Vemos más extranjeros que están alquilando casas y que están comprando, especialmente los retirados con rentas mensuales por encima de hasta mil dólares”, apuntó.
Pero al mismo tiempo, advirtió que a la hora de elegir un inmueble para alquilar, el escenario es otro. Por ejemplo los ejecutivos prefieren casas particulares, en vez de pisos u oficinas en edificios de la capital, porque estos últimos cuestan el doble.
“Estamos viendo que las casas que más se alquilan son las que tienen montos de 450 a 250 dólares al mes. Más allá de eso, cuesta un poco más alquilarla. No digamos los pisos de los edificios, que la mayoría lucen vacíos; allí hay problemas para colocarlos en el mercado”, sostuvo.
En cuanto a ventas, comentó que las que más se mueven en clase alta son las que valen hasta 200 mil dólares. Arriba de esa cifra es poco probable conseguir clientes, según González Pasos, por el riesgo que implica adquirirlas en un año de leve recuperación económica.
Mientras en clase media, las que más se han vendido a la fecha cuestan hasta 40 mil dólares. En clase media baja, las viviendas preferidas por los clientes extranjeros son las de hasta 25 mil dólares.
En el segmento medio más bajo, la preferencia llega a las que tienen un costo de hasta 15 mil dólares.
“Estas no son de interés social (son elaboradas con mejores materiales), pero sí caben para gente con menos ingresos económicos”, manifestó González.

Nicas con poco acceso
De cualquier manera Aráuz aseguró que los nicaragüenses siguen teniendo poco acceso a las viviendas. Eso, en realidad, “poco ha variado”, de acuerdo con el economista.
En el 2006, según expertos del sector, el 75 por ciento de los nicas no podían comprar una casa. Eso, a criterio de Aráuz, persiste, pues en el 2010 la mayoría no podrá adquirir una.
“Ahorita entre el 68 y 70 por ciento de los nicaragüenses no puede hacerlo. ¿Cómo podrían? Para eso, como mínimo, tendrían que ganar al mes desde 500 dólares a más”, explicó el economista.
No obstante, “el sueldo que prevalece en el país es de 150 dólares mensualmente. Es decir, hablamos de ingresos bastante bajos. Incluso, en Nicaragua el 48 por ciento vive con un dólar, así ¿quién vive? Entonces, es difícil pensar que para un local es fácil hacerse de una vivienda, (a lo que se suma la falta de crédito). De momento, los únicos proyectos esperanzadores, inclusive para los mismos desarrolladores y bancos, son las casas que está promoviendo el Estado (las Casas para el Pueblo) porque son las más accesibles”, indicó el especialista.
El pago de esas casas, al mes, implica alrededor de 80 dólares, pero sólo tienen acceso a éstas los seguidores del partido del Gobierno, lo que restringe el acceso para los más pobres que no tienen bandera política, o bien tienen otra opción partidaria.
Otras viviendas “populares” de desarrolladores privados reflejan una cuota de pago mínima al mes, de 130 dólares, cifra que no es viable para más de la mitad de la población económicamente activa.
Aún así, las perspectivas del sector, en general, son de recuperación en el presente año. González Pasos, por ejemplo, prevé que mantendrán el crecimiento que vienen sosteniendo desde la mitad del 2009, sobre todo por la apertura de Zonas Francas, que está atrayendo a ejecutivos extranjeros con cierto poder adquisitivo.
Aráuz también ve buenas perspectivas. “El sector de la construcción (incluyendo Bienes Raíces) podría crecer entre un 6 y 7 por ciento en el 2010, porque sigue el desarrollo de las casas del Estado, es lo único que se conoce hasta el momento. Además, viene la construcción de carreteras y la iniciación de proyectos hidroeléctricos brasileños que le darán empuje. Aunque en el 2011 le podría ir mejor, ya que para entonces, habría más recuperación económica”, comentó.
En el 2010 el Banco Central de Nicaragua, BCN, tiene proyectado un crecimiento económico que oscilará entre el 1.5 y 2 por ciento.
“Es muy poco, pero en el 2011 la proyección oficial es mayor”, recordó Aráuz. Para entonces, el Gobierno estima un crecimiento del 2.5 por ciento. Aunque esa proyección porcentual está definida en el escenario más conservador, de modo que podría ser mayor y superar el 3 por ciento en términos de crecimiento.

El aporte económico
De acuerdo con datos preliminares oficiales, el aporte al Producto Interno Bruto, PIB, del sector construcción fue de un poco más del 5 por ciento. Es decir, casi igual respecto al 2007, año a partir del cual comenzó a registrar números negativos en su crecimiento.

Las zonas que jalan interés
De acuerdo con el empresario de Bienes Raíces, Alejandro González Pasos, Managua, León, Granada, San Juan del Sur, Masaya y Chinandega, figuran entre los sitios con más demanda en el sector.
“Claro, cada zona tiene lo propio. Por ejemplo, Chinandega jala el interés por sus fincas ganaderas, mientras otras ciudades como Granada y León, lo hacen por el turismo. Cada una tiene un atractivo y no digamos Managua, que concentra el movimiento comercial del país”, comentó.

Una muestra
En la capital, las residenciales que más movimiento están mostrando son las ubicadas en sitios como Santo Domingo y Las Colinas. Éstas las prefieren los extranjeros. En menor medida tienen activadas las ventas las ubicadas fuera de Managua, por los costos adicionales que implica la distancia.
Estrato social Casas que más demanda
Estrato alto Entre 150 mil y 200 mil dólares
Estrato Medio Entre 35 mil y 40 mil dólares
Estrato Medio bajo Entre 20 mil y 25 mil dólares
Estrato Medio más bajo Entre 10 mil y 15 mil dólares
Fuente: empresario Alejandro González Pasos