Economía

Ministros de la región piden apoyo contra recesión


Ervin Sánchez

Los ministros de Hacienda o Finanzas de los países centroamericanos, Panamá y República Dominicana, destacaron ayer en Panamá, la necesidad de implementar políticas anticíclicas en la región para contrarrestar los efectos de la recesión mundial, sin embargo expresaron su preocupación por condicionamientos que imponen instituciones financieras en sus programas de asistencia.
Los funcionarios, que se reunieron en Río Hato, Panamá, como Consejo de Ministros de Hacienda o Finanzas de Centroamérica, Panamá y República Dominicana (Cosefin) destacaron la necesidad de apoyo presupuestario directo por parte de las instituciones financieras internacionales y en ese sentido consideran inadecuado la introducción de medidas condicionadas cruzadas en los programas de asistencia a los países.
De acuerdo con los ministros que participaron en la XVIII de Cosefin, los distintos países están haciendo diversos esfuerzos en materia fiscal, incluyendo medidas para disminuir la evasión y la inequidad, para fortalecer los ingresos tributarios de los gobiernos.
Sin embargo, agregan que “lo anterior tendrá mayores posibilidades de éxito en la medida en que esté acompañado por recursos externos adicionales y por una recuperación del crecimiento económico mundial”.

Piden definir estrategia de negociación
El Cosefin reconoció el esfuerzo de los países desarrollados para evitar el colapso de sus economías, pero llamaron la atención al hecho de que el panorama de crecimiento económico futuro no da señales de retorno aún a una etapa de crecimiento vigoroso.
Destacó el organismo, las conversaciones entre América Central y la Unión Europea en torno del fondo de cooperación e instaron a avanzar en la definición de una estrategia de negociación.
Por otra parte, los ministros advirtieron de la necesidad de financiamiento y cooperación con los países de la región para oxigenar sus democracias, afectadas por la crisis económica a la par que manifestaron su deseo de que Honduras restablezca pronto su funcionamiento democrático para que pueda beneficiarse de un plan de habilitación especial para la región.
Además los ministros mostraron preocupación por “la actuación de parte de algunos sectores de la comunidad internacional, “que puedan conducir a estigmatizar a países de la región como paraísos fiscales”, lo cual, aseguran, sería catastrófico para las economías de estas naciones.