Economía

Medirán impacto de sequía en siembras


Cristhian Marenco

El Ministerio Agropecuario y Forestal está instalando observatorios de pluviometría en distintas partes del país, para medir el impacto que tendrá en la actividad agrícola nicaragüense las afectaciones provocadas por el fenómeno del Niño, al retirarse las lluvias en diversas partes del territorio nacional
Según indicó Benjamín Dixon, titular de esta institución, los observatorios van a permitir analizar más a fondo las consecuencias de la sequía. “Vamos a esperar el diagnóstico de los observatorios para conocer hasta qué punto puede afectar realmente la producción”, expresó.
También manifestó que los observatorios están ubicados en lugares estratégicos según el historial productivo y sobre todo en aquellas zonas que presentan historiales de bajas precipitaciones.
“Ahorita no podemos decir que hay riesgo, así que debemos esperar a determinar en base al diagnóstico en el marco del sector productivo agropecuario rural, para eso los técnicos están valorando y los resultados del municipio de Rivas estarán listos la próxima semana, con ellos se espera predecir cómo va a estar el impacto en la producción según el comportamiento de las lluvias y las precipitaciones para esta época de postrera”.

Estimaciones
Las estimaciones del Mag-for para el ciclo agrícola 2009-2010 involucran los resultados de las siembras de más de 83 mil famillas productoras. Dixon señaló que un número significativo de ese total fue atendido en época de primera y ahora continúan con el programa de semilla para la postrera.
Aunque el ministro no especificó el monto total de financiamiento que el gobierno debe disponer para costear la producción de postrera, explicó que cada uno de los paquetes tecnológicos que son entregados a las más de 83 mil familias tiene un costo de casi 100 dólares.
“Si le dan el fertilizante completo como paquete tecnológico y las semillas que tienen un valor aproximado de 75 dólares, estamos hablando que cada familia cuesta 75 dólares aproximado en semilla, más los fertilizantes, podemos hablar entre 90 y 95 dólares por familia”, culminó.