Economía

Observatorio Fiscal


Metas de recaudación tributaria no se cumplirán en 2009

Las metas de recaudación tributaria contenidas en los presupuestos públicos de Centroamérica fueron elaboradas bajo un escenario económico muy diferente del actual. En todos los países los planificadores económicos esperaban un crecimiento de la recaudación, con respecto de 2008, que oscilaba entre 14.8% en El Salvador y 29.5% en Panamá, mientras en el resto de países el aumento esperado era cercano al 20%. La información disponible en cada país, permite comparar la meta de recaudación tributaria de 2009 con el mismo período del año anterior, observándose caídas drásticas en Costa Rica, Guatemala y El Salvador, mientras en Nicaragua y Panamá, la caída de la recaudación es menos severa. Desafortunadamente no hay información pública en Honduras que permita hacer esta comparación.
Estos agujeros fiscales han provocado que los presupuestos públicos vigentes no tengan el financiamiento necesario para su normal ejecución, lo que pone en dificultades tanto programas sociales como educación, salud o vivienda, entre otros, como también proyectos económicos relacionados, principalmente, con infraestructura (puertos, aeropuertos, carreteras).
En estos momentos, el gasto público tiene una importancia estratégica para atenuar los efectos nocivos de la crisis económica, lo que obliga a los Estados centroamericanos a buscar mecanismos de financiamiento.
Es indudable que, los gobiernos cuentan con pocos o nulos ahorros, por lo que la contratación de deuda pública se hace necesaria, advirtiendo siempre que la misma deb e justificarse y ejecutarse de manera transparente.
Otro punto que vuelve a hacerse latente es la necesidad de reformas fiscales que permitan, por un lado, cambiar la estructura tributaria actual, basada en impuestos indirectos -cuya recaudación cae rápidamente en tiempos de crisis económica- y, por otro, asumir con objetividad y responsabilidad los cambios tributarios que permitan tanto el pago del endeudamiento público como el financiamiento sostenible de los bienes públicos necesarios para la construcción de una sociedad democrática. En este sentido, las reformas al Impuesto sobre la Renta serán las medidas más atinadas para llevar la tributación en Centroamérica al siglo XXI.