Economía

Vaciar todas las Albas en Presupuesto

Julio Francisco Báez y Adolfo Acevedo recomiendan pasar a la ley nacional el presupuesto de la cooperación venezolana. Se trata de nacionalizar Albanisa, Alba-Caruna, Albalinisa y similares. Proponen también eliminar gastos de nomenclatura orteguista y no sacrificar innecesariamente a los trabajadores

Cristhian Marenco

Es innecesario sacrificar a trabajadores

Economistas presentan alternativas a propuesta oficial

* Demandan eliminar presupuestos paralelos y pasar ayuda venezolana a la partida de gastos del Estado
* Hueco fiscal se puede llenar eliminando algunos gastos de la nomenclatura gubernamental

Para cumplir con los objetivos recaudatorios de la actual propuesta de reforma tributaria promovida por el gobierno, no es necesario afectar a los trabajadores cobrándole el Impuesto de la Renta, IR, sobre el salario bruto, sino que existen suficientes vías administrativas legales para recortar los gastos de funcionarios públicos y eliminar “presupuestos paralelos” que se mantienen como fondos especiales.
Aunque los especialistas reiteraron que no es el momento oportuno para realizar una reforma integral, sostienen que sí se debe hacer a fin de cumplir los requerimientos del Fondo Monetario Internacional, FMI, cuyos recursos son indispensables para la sostenibilidad de la economía nicaragüense, pero requiere de minucioso estudio, ya que se discuten puntos de vital importancia para la población.
El economista Adolfo Acevedo manifestó que es necesario eliminar los tratamientos especiales, ya que aplicando la ley se puede obtener el rendimiento recaudatorio necesario para resolver el problema del compromiso con el Fondo.
Según datos proporcionados por Acevedo en los primeros meses del año, los tratamientos especiales alcanzaron los mil 246 millones de córdobas, equivalentes al 1.32 por ciento del PIB, monto superior a la recaudación alcanzada por uno de los impuestos pilares de la economía nacional, como es el IR que recae sobre los asalariados que representó el 1.24 por ciento del PIB.
“A la par de la eliminación inmediata de los tratamientos especiales, deberían revisarse todas las exenciones y exoneraciones dejando sólo aquellas que están establecidas por mandato constitucional, las que afectan a la canasta básica, educación y salud, además de las gozadas por las zonas francas en cuyo país de origen se aplique el principio de renta mundial, porque sólo se está trasladando el IR nicaragüense a la renta del país de origen”, comentó Acevedo.
El economista sostuvo que antes de ejecutar cualquier modificación de la estructura tributaria y de las tasas de los impuestos, es indispensable discutir primero cómo expandir la base gravable de los mismos, revisando a profundidad los beneficios impositivos y las exoneraciones que están concentradas mayoritariamente en los sectores de ingresos más altos.
Demandan incluir cooperación venezolana
También hizo especial énfasis en la inclusión de la cooperación Venezolana en el Presupuesto General de la República, ya que en el 2008 esta ayuda significó 300 millones de dólares, mientras que la cooperación externa promedio anual alcanza los 570 millones de dólares.
Acevedo destacó que si los 300 millones de dólares se hubieran reflejado en el Presupuesto, los organismos donantes y acreedores internacionales, así como inversionistas tendrían a Nicaragua como un país más estable, además tendría más recursos para la implementación de diferentes proyectos de desarrollo social, tales como mejoramiento de infraestructuras, caminos de penetración y fortalecimiento de los sistemas de salud y educación.
De igual forma dijo que es necesario que se revisen los beneficios otorgados a los funcionarios públicos, como es el caso de asignación de combustible y los recursos que manejan los diputados para ayuda social.
Para Julio Francisco Báez, Director Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Estudios Tributarios, Iniet, la aplicación de tratamientos y fondos especiales representan una fuga en los recursos que pueden ser dirigidos a cubrir la brecha presupuestaria. Báez aseguró que en los dos años y medio de gobierno del presidente Ortega se han creado 44 tributos, de los cuales el mandatario ha emitido 31. “La lista de ejemplos de estos tributos es diversa, podemos mencionar el arancel del registro público o el impuesto al vaso de leche, entre otros ejemplos de fondos especiales que representan una fisura jurídica brutal que tiene que revisarse en una Reforma Tributaria”, indicó. Según el experto, tan sólo en los primeros días de enero, esta propuesta estaría enfrentando más de un centenar de recursos de inconstitucionalidad.
“Básicamente hay dos grandes problemas, el primero es que se empieza arrancar la conquista de los trabajadores lograda en el 2003, de que se deduzca de su salario bruto la cotización del INSS y después se calcule el IR, eso le cuesta al gobierno 100 millones de córdobas y lo quiere quitar, está afectando la capacidad contributiva”, afirmó.
Por parte de la empresa privada, José Adán Aguerri, Presidente del Cosep, reconoció que se deben hacer ciertas “medidas de ajuste fiscal” para destrabar los fondos de casi 100 millones de dólares congelados por el Grupo de Apoyo Presupuestario, por lo que siguen trabajando en la contrapropuesta.
“Existe una serie de medidas técnicas para llenar este hueco, los especialistas indicaron que es factible hacer cobros que hoy no se hacen, también está el ejemplo del sistema de rentas de Costa Rica, con una diferenciación de pequeña, mediana y gran empresa”. Aguerri destacó que entre los puntos que la propuesta debe contemplar están la ampliación de la base de contribuyentes y la lucha contra la evasión fiscal y el contrabando.