Economía

Españoles construirán hidroeléctrica Larreynaga

* BCIE convoca a licitación, aclarando que quedan por fuera las constructoras nacionales * Empresarios nicas buscarán algún tipo de alianza con firma europea

Gustavo Alvarez

La licitación internacional para la ejecución del proyecto hidroeléctrico Larreynaga, que generará 17 megavatios de electricidad y costará unos 37 millones de dólares, fue convocada ayer por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), pero únicamente para empresas de origen español.
La limitante en la participación se debe a que los recursos provienen del Acuerdo de cooperación financiera entre España y el BCIE, suscrito en mayo de 2006, pero empresarios nicaragüenses lamentaron que los dejaran por fuera de la licitación.
Según la convocatoria del BCIE, las empresas interesadas tendrán tres meses para la elaboración de las propuestas y presentarlas en dicha institución, con una fecha tope hasta el 25 de febrero de 2008.
De acuerdo con el documento de licitación, publicado en la página web del BCIE, los servicios que serán contratados incluirán la ingeniería básica, definitiva y de detalle, el diseño final del proyecto, obras civiles de presa, obras de vertido, túnel, chimenea de equilibrio, tubería de presión, casa de máquinas, caminos de acceso a todos los frentes de obras, montaje y ensamblaje de equipos electromecánicos, suministro e instalación de líneas de transmisión y subestación, entre otras cosas.
La nueva hidroeléctrica estará ubicada en el departamento de Jinotega, en una zona donde no existen áreas protegidas, esteros, arrecifes ni bienes arqueológicos, por lo cual, las autoridades gubernamentales consideran que el impacto en la vegetación y la fauna será mínimo.
El proyecto consta de una central hidroeléctrica tipo cascada que aprovechará las aguas del río Cacao para producir 17 megavatios de capacidad instalada.
El dueño del proyecto es la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL) y será la encargada de efectuar todas las acciones necesarias para la realización del proyecto, tales como controles de ejecución física, administrativos, financieros, concursos, licitaciones y cualquier otro que se requiera, añade el documento.

Empresarios nicas lamentan exclusión
Por su parte, Roberto Lacayo, Presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC), lamentó que la licitación sea exclusiva para empresas españolas, ya que tenían la esperanza de participar en la ejecución de la obra.
Durante la celebración de la Feria de la Construcción, Lacayo dijo que las 20 empresas más grandes del país se habían juntado en el Gran Consorcio de la Construcción, para participar en las licitaciones de grandes proyectos de construcción, incluyendo el de Larreynaga.
El empresario explicó que si era necesario se podían aliar con consorcios o compañías extranjeras especializadas, en caso de que la obra lo requiriera.
Pero la convocatoria del BCIE los dejó por fuera y Lacayo reconoció que esto sucede cuando los fondos los otorga determinado país y condiciona la participación a empresas de donde provienen los recursos.
El presidente de la CNC afirmó que buscarán contacto con representantes de las empresas españolas interesadas en el proyecto, para tratar de buscar algún tipo de participación en la ejecución de la obra.
Según los planes, la construcción de la central hidroeléctrica durará aproximadamente dos años y permitirá inyectar más energía renovable al sistema.