Economía

Lecheros quieren desarrollar potencial hidroeléctrico

* Plan de desarrollo de al menos 22 sitios con potencial hidráulico * Zona denominada Vía Láctea tiene una gran capacidad productiva

Ervin Sánchez

Productores de la denominada Vía Láctea, que cubre los municipios de Muy Muy, Matiguás, Río Blanco y Paiwas, en el este húmedo de Matagalpa, están solicitando al Ejecutivo apoyo para echar adelante un plan a diez años para el desarrollo hidroeléctrico del territorio y de la red vial de la zona, muy rica en recursos hídricos y en alimentos, como los lácteos.
La información la proporcionaron dirigentes lecheros en la zona, quienes consideran que se podrían desarrollar aproximadamente 22 pequeñas obras hidráulicas para generar energía eléctrica, la cual les ayudaría sensiblemente en mejorar la calidad de la producción láctea.
La zona ubicada al este de Matagalpa es una de las dos con mayor capacidad en producción de lácteos, al tiempo que la abundancia de corrientes y ríos revela el alto potencial para la producción energética, factores que pretenden ser aprovechados por los productores de la zona.
En ese sentido, alrededor de 50 productores consensuaron recientemente una propuesta de desarrollo que elevarán al Ejecutivo, la que contemplaría una inversión de 33.5 millones de dólares para ser ejecutados en los próximos diez años en dos fases.
La primera fase sería la mejora de la infraestructura vial productiva, y la segunda, la producción de energía eléctrica y el incremento del nivel tecnológico de las fincas para elevar la productividad lechera, la calidad y obtener mejores precios.
De acuerdo con la propuesta, del total de inversión, los productores lácteos están buscando que el Estado realice inversiones públicas en la red vial de la zona, para que la producción salga con mayor facilidad, haya menores costos de producción y menores pérdidas en calidad del producto.
Potenciar riqueza de la zona
El total de inversiones en vías de comunicación sería de, aproximadamente, 8.5 millones de dólares, de acuerdo con el estudio, lo que según Ulises Alm Siles, Coordinador del Conglomerado de la Vía Láctea y Presidente de la Cooperativa Nicacentro, ayudaría a potenciar la producción de la zona.
La producción de la región estaba valorada el año pasado en unos 60 millones de dólares, según cálculos de expertos del sector lácteo, quienes están apoyando técnicamente la propuesta de los productores de la extensa zona, por lo tanto, ese valor de producción supera con creces los 33.5 millones de dólares solicitados para el desarrollo completo del proyecto.
La zona, integrada por Matiguás, Muy Muy, Río Blanco y Paiwas, que es un territorio ganadero, saca el 30 por ciento de la producción de leche que se refrigera y procesa en las plantas industriales, y a la vez un 40% de la producción de carne de exportación del país, por lo tanto, los productores están buscando cómo elevar la calidad y el volumen producido para sacar mejores precios.
De acuerdo con el coordinador del conglomerado de la Vía Láctea, el mejoramiento de la infraestructura, tanto vial como de instalaciones en las fincas, podrá determinar la demanda real de centros de acopio a establecer en la zona, en tanto que dijo que los 22 sitios identificados con potencial para instalar microhidroeléctricas, darían respuesta a las necesidades energéticas de la región para su desarrollo.
La puesta en marcha de microhidroeléctricas daría curso a la instalación de pequeñas empresas de servicio eléctrico y de empresas procesadoras de productos lácteos y cárnicos, para lo cual, señala Siles, es necesario establecer un marco que favorezca la inversión y la disposición privada de asumir riesgos en infraestructura y mejoramiento genético.
El plan fue presentado recientemente a la Comisión de Energía y Minas de la Asamblea Nacional por medio del diputado Agustín Jarquín Anaya, quien dijo que el estudio presentado servirá para elaborar una estrategia entre la comunidad cooperante y las instancias del gobierno para el desarrollo a corto y mediano plazo de esos municipios.
El estudio presentó un mapeo que permitió reconocer las fortalezas productivas del sector lácteo y visualizar a la vez las capacidades económicas de los actores locales, lo que convirtió el documento en un instrumento poderoso para facilitar la planificación conjunta entre las municipalidades y los líderes del gremio productivo local.
El mapeo sirvió para identificar las rutas productivas que demandan apertura, la construcción y mantenimiento de caminos, así como los lugres con potencial hidroeléctrico a desarrollar en los municipios, y la posibilidad de adopción de técnicas asociadas a la capacidad de producir leche con mayor calidad.