Economía

Reforma tributaria amortiguaría crisis inflacionaria

* Disparo de la inflación era algo esperado, dice presidente del Cosep * Mific anuncia que está en “guerra” contra precios altos, pero alzas no se detienen

La aprobación de una reforma tributaria, que contemplaría la elevación del techo de exoneración del Impuesto sobre la Renta (IR) para los asalariados, ayudaría a amortiguar el impacto inflacionario, pero dicho proyecto parece haber quedado en el olvido, afirmó René Vallecillo, especialista en derecho fiscal.
Agregó que la elevación del techo de exoneración del IR, que pasaría de 50 mil a 100 mil córdobas al año, se combinaría con la aprobación de un nuevo aumento de salario mínimo, cuya mesa de negociación ya está instalada y ambas medidas beneficiarían a dos importantes sectores: los asalariados medios y los más bajos.
Consideró que dicha reforma también otorgaría al gobierno recursos en cantidades considerables para hacerle frente al combate a la pobreza y satisfacer muchas necesidades de la población.
Sin embargo, Vallecillo dijo que el Presupuesto General de la República de 2008 no incluye la reforma tributaria, lo que significa que el gobierno no podrá incrementar los ingresos sustancialmente el próximo año, ni se beneficiará a los asalariados con el aumento del techo de exoneración del IR.
Añadió que evidentemente existe una caída en el salario real, debido a que los mismos quedaron estancados y la inflación cerrará este año entre el 12 y el 13 por ciento, superando la meta del gobierno de terminar 2007 con menos del diez por ciento.
“El gobierno dice que quiere atacar el desempleo y el hambre, pero sin recursos todo se queda en una retórica”, señaló Vallecillo, y agregó que dicha reforma le proporcionaría al Ejecutivo entre mil 500 y 2 mil millones de córdobas adicionales que saldrían en parte de la eliminación de exoneraciones fiscales a ciertos sectores privilegiados.
Consideró urgente la elaboración y aprobación de una reforma tributaria, algo que diversos sectores vienen demandando desde hace tiempo.

Ya se esperaba
Por su parte, José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), dijo ayer a EL NUEVO DIARIO que la espiral inflacionaria que alcanzó el 10.71 por ciento el mes pasado y que ha reducido drásticamente el salario real que había crecido un 40 por ciento desde hace 13 años, es una situación que desafortunadamente se esperaba.
“Es un escenario que se veía venir en todo momento. El planteamiento de economistas independientes está relacionado con el incremento del petróleo, que es una variable totalmente exógena, en la cual Nicaragua no tiene manera de cómo incidir”, expresó Aguerri, quien participó junto a la plana mayor del Cosep en el 103 aniversario de la fundación de la Cámara de Comercio de Chinandega.
A su criterio, esa variable tiene un impacto significativo en la situación económica, y desde hace años nuestro país no presentaba los altos niveles de inflación actuales.
Manifestó que la espiral encarecedora impacta en las estructuras de costo del sector empresarial, por lo tanto tiene que ser revisada por las instancias correspondientes.

Podría ser igual en 2008
“De tal forma que las políticas públicas que se deriven para 2008 tengan en cuenta este fenómeno porque el año que viene todavía vamos a tener una dependencia absoluta en el tema del petróleo para la generación de energía. Eso significa que si el precio del petróleo se mantiene en estos mismos niveles, vamos a tener un nuevo año con una situación nuevamente inflacionaria”, dijo Aguirre.
A su juicio, si esto no se corrige no se conseguirá la cantidad de empleos que se requiere actualmente.
Por otro lado, afirmó que con la salida de la próxima cosecha de granos básicos y con las importaciones del frijol, éste bajará de precio. En cuanto al arroz, añadió que el sector privado se ha sacrificado para mantener su precio.

Mific anuncia “guerra” contra alzas
El titular del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, Orlando Solórzano, insistió ayer en que están trabajando en evitar fuertes alzas en ciertos productos y disminuir los precios de otros, principalmente con negociaciones que están sosteniendo con diversos sectores.
Explicó que entre las medidas está la eliminación de aranceles a ciertos productos básicos importados y a las materias primas de otros, para tratar de evitar que suban los precios.
Prometió para esta semana el anuncio de la eliminación o reducción de aranceles para unos 15 productos prioritarios de los 53 que conforman la canasta básica.
Entre esos productos dijo que están la harina, la cebada, la avena, la soya y sus derivados. También las materias primas para la producción, y están analizando el precio de los huevos, el pollo y el azúcar.
Añadió que la prioridad es afectar lo menos posible al pueblo consumidor y que están iniciando lo que llamó una “guerra” contra los precios altos.
El funcionario dijo que están conversando con los productores de harina y los panificadores para tratar de evitar que se eleve demasiado el precio del pan.
En el caso del pan, dijo que está en conversaciones con los harineros y los panificadores revisando la estructura de costos de esta industria, para tratar de encontrar alguna solución a la tendencia alcista de este producto.
Solórzano indicó que llegaron a un acuerdo con los arroceros para que el arroz mantenga su precio estable y que los frijoles ya comenzaron a bajar de precio, sobre todo en los departamentos del norte, pero se reducirá aún más en las próximas semanas, cuando comience a salir la cosecha de postrera.
Añadió que el Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, ya tiene garantizada toda la cosecha de apante de frijol y esperan que el precio de este producto, que se ofrece en 16 y 17 córdobas por libra, se reduzca al menos a diez córdobas la libra.
En el caso de las distribuidoras de gas, que no están cumpliendo con el peso correcto de sus tanques, el funcionario dijo que se les debe aplicar la ley y las instituciones correspondientes deben actuar estrictamente contra los que están abusando contra los consumidores.