Economía

Precio del petróleo ahoga a Nicaragua

* Generadores privados que controlan el 80 por ciento de la producción tienen ahora que tomar responsabilidad de contribuir con el Estado

Ervin Sánchez

La tormenta que se asoma en el mundo al rozar los 100 dólares el precio del barril de petróleo, debe obligar al gobierno y al sector privado a hacer correcciones a la política macroeconómica del país, priorizando las políticas antiinflacionarias, pero que se preserve el crecimiento de la economía, alertó el doctor en economía y experto en temas energéticos Róger Cerda.
El dramático llamado prevé que la llegada del precio del barril de petróleo a 100 dólares provocará una extendida tormenta inflacionaria mundial, dado que como precios líderes de la economía internacional, los carburantes están arrastrando hacia el alza a otros sectores económicos, afectando al mundo desarrollado, pero llevando a su vez a una grave crisis a las naciones pobres.
Informes de las agencias internacionales dan cuenta que entre cuatro y cinco veces el precio del barril de petróleo pasó de los 97 dólares en el curso de la sesión de la Bolsa de Valores de Nueva York el día de ayer, y aunque al final cerró en 96.70, todo revela, según Cerda, que el barril del antiguamente llamado oro negro alcanzará los 100 dólares en diciembre o antes de diciembre.
Según Cerda, es probable que el petróleo llegue a los 100 dólares el barril antes de diciembre, tomando en cuenta las amenazas que se dieron ayer de una tormenta en el Mar del Norte, que hizo suspender la extracción de petróleo, además de que se anunció una baja de 1.3 millones de barriles de las reservas de Estados Unidos.
También sector privado debe aportar
Otros factores que están empujando el precio del combustible hacia el alza son las crisis de Irak con Turquía, las amenazas de Estados Unidos a Irán, la crisis en Nigeria, la baja en el valor del dólar respecto de otras monedas fuertes como el euro y el yen... Pero además, la semana pasada se produjo un accidente en los campos petroleros mexicanos, por lo cual murieron varios obreros y se redujo la producción de México.
Ante ese panorama, el experto señaló que se hace necesario que tanto el Estado como el sector privado se preparen para presiones inflacionarias fuertes, que no se deben a malas políticas económicas, sino a los choques externos que está provocando el aumento de los precios de los combustibles en todo el mundo.
El doctor Cerda señaló que Nicaragua, dada la destrucción que provocó el huracán “Félix” y las intensas lluvias caídas en el occidente del país, se encuentra en una situación sumamente mala que debe llevar a tratar de mantener el crecimiento económico, pero manejando con filigrana el gasto, para que no se convierta en presiones inflacionarias fuertes.
En ese sentido recordó que, además, debido a los altos precios petroleros, también los alimentos han incrementado su costo debido al uso para sembrar caña de azúcar y maíz para producir etanol de espacios que antes eran utilizados para producir alimentos, y Nicaragua tiene que realizar importaciones de frijoles en virtud de la destrucción de las siembras de ese grano a causa de las últimas lluvias.
Para el economista, tienen que cambiar rápidamente las políticas económicas usadas hasta ahora por los distintos gobiernos y priorizar la producción de alimentos y la creación de nuevas fuentes de energía, y eso es tarea también del sector privado, que ahora maneja el 80 por ciento de la generación de electricidad en el país, la que depende en su mayor parte de la quema de combustibles fósiles.
Respecto de la medida asumida por el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, de subsidiar el consumo de combustible, dijo que si tiene dinero para hacerlo, lo puede hacer, a como podría hacerlo Arabia Saudita o Venezuela, donde el galón de gasolina vale 20 centavos dólar.