Economía

Otro récord en precio del petróleo

* Ayer cerró en 94.53 dólares el barril

Nueva York/EFE
El petróleo alcanzó ayer máximos históricos en Nueva York y Londres, y cerró en ambos mercados por encima de los 90 dólares, tras anunciarse un fuerte descenso en las reservas de crudo en Estados Unidos durante la pasada semana.
Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para diciembre se elevaron durante la sesión de ayer en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) hasta un precio récord de 94,74.
Al cierre de la sesión, el barril de petróleo WTI, de referencia para Nicaragua, registró la mayor subida en lo que va del año y quedó en un precio récord de 94,53 dólares, 4,15 dólares más que el martes.
Mientras que en Londres, el Brent finalizó a 90,63 dólares, 3,19 dólares por encima de la sesión anterior.
La fuerte tendencia alcista en los precios en ambos mercados coincidió con la divulgación de los datos semanales de reservas de crudo y combustibles en Estados Unidos, que en el caso del petróleo tomaron por sorpresa a los expertos.
Según el Departamento de Energía estadounidense (DOE), las reservas de petróleo bajaron en 3.9 millones de barriles en la pasada semana, hasta los 312,7 millones. Esa cifra es un 7.5 por ciento inferior a la del pasado año en la misma época.
Los analistas preveían un aumento de las reservas de crudo y algunos calculaban incluso que subirían en más de un millón de barriles, lo que no se cumplió.
"Una gran sorpresa. Una razón más para que los precios del crudo sigan al alza", declaró Michael Theesfeld, operador de la firma HPR, al canal financiero CNBC desde el parqué del mercado neoyorquino tras difundirse los datos.
Efectivamente, desde ese momento el precio del crudo de Texas inició una trepidante escalada que lo llevó a situarse en minutos por encima de los 93 dólares, tres más que al cierre de la jornada anterior.
La escalada en los precios de los combustibles ocurría a pesar de conocerse que las reservas de gasolina y de productos destilados, incluido el gasóleo de calefacción, aumentaron en la pasada semana.
Los operadores constataron que, además del descenso en reservas de petróleo, las refinerías estadounidense redujeron su ritmo de trabajo y operaron al 86,2 por ciento de su capacidad, desde el 87,1 por ciento de la semana anterior.
Una merma de las reservas y un descenso en la productividad crea la inquietud sobre si las refinerías dispondrán de suficiente materia prima y capacidad para atender la elevada demanda que se prevé en los próximos meses, especialmente de gasóleo de calefacción.
La corriente alcista en los precios se aceleró poco antes de que la Reserva Federal de Estados Unidos. anunciara un nuevo recorte de tipos de interés, en esta ocasión de un 0,25 por ciento, algo que ya se esperaba.
Una rebaja de tipos de interés en Estados Unidos tiende a debilitar al dólar frente al euro y otras divisas, lo que estimula la inversión en materias primas que, como el petróleo o el oro, se negocian en dólares.