Economía

Petróleo en nuevo precio récord

* Ayer superó los 93 dólares por barril en Nueva York, precio de referencia para Nicaragua

Nueva York / EFE)

El barril de petróleo de Texas subió ayer 1.8 por ciento y cerró a un precio récord de 93.53 dólares, después de que la compañía mexicana Pemex anunció un recorte de producción por mal tiempo y mientras persiste la tensión en la frontera entre Turquía e Irak.
Al cierre de la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en diciembre añadieron 1.67 dólares al precio anterior y cerraron en máximos históricos.
Durante los últimos minutos de actividad en el parqué, el precio de este tipo de crudo se elevó hasta 93.80 dólares.
El precio del crudo WTI mostró una moderada tendencia al alza durante gran parte de la sesión, pero, al igual que en días anteriores, la actividad compradora se intensificó a medida que se acercaba el cierre y nada más superarse los 93,20 dólares que se tocaron durante las operaciones electrónicas previas a la apertura.
Los combustibles también se encarecieron respecto del nivel del viernes y los contratos de gasolina para entrega en noviembre terminaron a 2,3274 dólares por galón, alrededor de cinco centavos más que el viernes.
Los contratos de gas natural para entrega en noviembre quedaron a 7,26 dólares por mil pies cúbicos, alrededor de seis centavos más que el día anterior.
La compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene disminuida su producción en unos 600.000 barriles diarios a causa de inclemencias meteorológicas en el Golfo de México.
Después de anunciar la empresa el domingo ese recorte, el precio del crudo mantuvo hoy la tendencia alcista en el mercado neoyorquino, donde ya había cerrado con precios récord, por encima de 90 dólares las dos últimas sesiones de la pasada semana.
La empresa mexicana señaló hoy que tratará de incorporar producción de proyectos que están en desarrollo para contrarrestar la pérdida de producción.
Las dificultades meteorológicas causaron la semana pasada un accidente en la plataforma marina Usumacinta, lo que obligó a evacuar a 85 trabajadores, 21 de los cuales murieron ahogados, y produjo un derrame de crudo en el mar.
México es uno de los cuatro principales abastecedores de crudo y combustibles al mercado estadounidense, junto a Canadá, Arabia Saudí y Venezuela, por lo que cualquier alteración imprevista de producción o en el flujo de suministros tiende a repercutir de inmediato en los precio en el mercado neoyorquino.
Estados Unidos importó desde México 49,9 millones de barriles de crudo y combustibles durante el mes de julio pasado, mientras que desde Canadá importó 73,1 millones de barriles por mes, según los datos más recientes divulgados por la Agencia de Información de Energía (EIA), que es la división estadística del Departamento de Energía.
Después de México se situaron Arabia Saudí, con 44.5 millones de barriles y Venezuela, con 42.96 millones.
El conflicto en torno a la frontera entre Turquía e Irak, una mayor tensión en torno al programa nuclear de Irán y el persistente declive del dólar son otros asuntos que también presionan al alza a los precios, recuerdan los expertos.