Economía

Acceso de carne nica a Panamá sigue trabado


Gustavo Alvarez

Nicaragua y Panamá reanudaron ayer las negociaciones para la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países, pero los ganaderos nicaragüenses aseguraron que no aceptarán que el país ceda ante la pretensión panameña de establecer una baja cuota de carne bovina en el acuerdo comercial.
Representantes del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific) llegaron ayer a Panamá, para llevar a cabo la VII ronda de negociaciones, y el titular de dicha institución, Orlando Solórzano, expresó --antes de viajar-- la posibilidad de aceptar una cuota más baja que la que exigen los productores nicaragüenses.
Solórzano confirmó que el pegón está en que mientras Nicaragua propone un mínimo de 2,000 toneladas métricas de carne bovina, los panameños pretenden que sean 850 toneladas.
Aunque no fue preciso sobre la propuesta que llevan, dejó entrever que Nicaragua podría ceder ante los panameños, asegurando que “el pegón se podría resolver combinando las cuotas iniciales con las velocidades de desgravación”.
Añadió que estos pegones no se resuelven con empujones, sino con perspectivas, viendo hacia el futuro, definiendo qué espera Panamá de Nicaragua, y viceversa, fortaleciendo la complementariedad comercial y se espera que esta nueva ronda destrabe las negociaciones.
Dijo que esa complementariedad comercial se refleja en una Nicaragua con un gran potencial agrícola y agroindustrial, mientras que Panamá tiene su prioridad en el comercio, el canal y los servicios.
Productores firmes
Pero Daniel Núñez, directivo de la Comisión Nacional Ganadera, Conagan, afirmó que la posibilidad de ceder ante los panameños no tiene coherencia, porque un producto tan importante como la carne no puede dejarse al capricho de la contraparte.
Recordó que Nicaragua le compró a Panamá más de 40 mil vaquillas durante el gobierno del ex presidente Arnoldo Alemán y ahora no nos quieren comprar la carne de ese mismo ganado.
Núñez agregó que Nicaragua debe tener dignidad, porque siempre quedamos en mala posición en las negociaciones, además de que se trata de los intereses de la economía nacional.
El productor señaló que el gobierno actual no les ha hecho ninguna consulta sobre esta nueva ronda de negociaciones y es injusto ceder ante la propuesta panameña, cuando Nicaragua les compra muchos más productos que los que ellos importan.
Nicaragua es deficitaria en el intercambio comercial con Panamá, ya que en 2006, de los US$ 25.6 millones, 17.6 millones son exportaciones panameñas y US$ 8 millones de Nicaragua.
Panamá firmó un acuerdo marco del TLC con Centroamérica en 2002 y posteriormente cada país continuó negociando por su parte algunos temas, y en el caso de Nicaragua, las negociaciones se estancaron desde ese año, ante la negativa de los panameños de permitir cuotas aceptables para los nicas en carne bovina y otros rubros.
Ambos países se pusieron de acuerdo en el acceso a otros productos en los que también hubo pegones, como galletas, salsa de tomate, fósforos, cebollas y café instantáneo, entre otros. Falta resolver también el tema del cerdo fresco y refrigerado.
Ganaderos panameños advierten
Por su parte, los ganaderos panameños aseguraron a La Prensa de Panamá, que sólo permitirán una cuota de 500 toneladas métricas de carne bovina, pero que tienen temor de que su país ceda ante presiones políticas a las pretensiones de Nicaragua.
El jefe negociador del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) de Panamá, Leroy Sheffer, dijo a ese mismo periódico que no habrá ninguna presión y que se trata de un ejercicio de negociación, en el que ambas partes ponen sus propuestas sobre la mesa.