Economía

Nicaragua debe invertir en capital humano


Ervin Sánchez

Nicaragua necesita invertir urgentemente en la formación de su capital humano para salir del enorme atraso y de la pobreza en que está sumida su población, a partir de lo cual se requiere hacer reformas que lleven a la nación a dotar a la educación de un seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).
El reto de Nicaragua está ligado a las necesidades de crecimiento económico del país y del combate a la pobreza, con una población en crecimiento y que a lo largo de los 16 años pasados observó un proceso de involución en sus niveles de alfabetización, lo cual es una traba para enfrentar el fenómeno de la globalización y de la cada vez más feroz competencia mundial por los mercados.
La formación de ese capital humano, de acuerdo con el master Javier Talavera Ramírez, docente de la Universidad Politécnica de Nicaragua, pasa por la creación de un sistema educativo que apoye individual y colectivamente esa necesidad, tomando en cuenta que el nivel promedio educativo en el país es de apenas el cuarto grado, y en las naciones desarrolladas han logrado el doceavo grado.
Antes bien, en 1980 Nicaragua logró bajar sus niveles de analfabetismo hasta un 12.6 por ciento, pero ahora puede andar en un 32 por ciento, reconoce el profesor Orlando Pineda, Presidente de la Asociación de Educación Popular Carlos Fonseca.
Con ese nivel educativo, la gran pregunta que se hacen los expertos es ¿cómo elevar la productividad del trabajo con un recurso humano de tan baja calificación profesional? y ¿cómo acceder a nuevos conocimientos que demanda la tecnología?, se pregunta a su vez Talavera Ramírez.
El también profesor Antonio Zepeda sostiene que lo que hubo en estos 16 años pasados fue justificación de gastos, y no respuestas a las necesidades de formación profesional y, en ese sentido, Nicaragua está estancada y requiere actualización.

Reforma educativa
De hecho, se requiere reformar el sistema educativo, entregar más recursos y capacitar a la población para enfrentar las necesidades de desarrollo y combatir la pobreza del país. Sólo el Instituto Nicaragüense de Tecnología tenía anualmente unos 400 millones de córdobas, pero que no fueron aprovechados en estos 16 años, dice Zepeda.
El master Javier Talavera Ramírez señala que Nicaragua cuenta con grandes extensiones de tierra, sin embargo, la baja productividad y la poca inversión en nuestros recursos humanos, nos hacer ser una sociedad empobrecida.
En el desarrollo del país participa la sociedad, la empresa y la universidad, y en ese sentido, Talavera manifestó que la Escuela de Administración, Comercio y Finanzas de la Upoli estará celebrando hoy el Primer Seminario Talento Humano y Productividad.
Este foro pretende ser un debate sobre la formación académica y el quehacer gerencial empresarial, y se desarrollará en el hotel Las Mercedes.