Economía

Gobierno elabora Presupuesto de 2008 con alto secretismo


Edgard Barberena

El Presupuesto General de la República para 2008 viene siendo formulado en forma casi secreta por el gobierno actual, pasando por encima de varias leyes del país que obligan a realizar diversas consultas con distintos sectores, dijo ayer el sociólogo y economista Cirilo Otero.
Otero, Presidente del Centro de Investigaciones de Políticas Ambientales (CIPA), afirmó que ninguna organización de la sociedad civil se ha interesado en saber cómo la administración de Daniel Ortega viene trabajando desde marzo pasado en lo que será el presupuesto del próximo año.
En menos de 20 días --según la Ley del Régimen Presupuestario-- el gobierno tiene que enviar a la Asamblea Nacional el proyecto del Presupuesto para el 2008, y al parecer será una sorpresa similar a la de las recientes reformas presupuestarias de las que prácticamente nadie sabe con precisión cómo se distribuyeron las partidas aprobadas por los diputados, afirma el presidente del CIPA.
Dentro de las disposiciones legales que el gobierno está violentando con su secretismo en la formulación del Presupuesto de 2008 está la Ley No. 40, en la que se mandata a que el gobierno consulte a las municipalidades sobre las transferencias que se le asignarán, dijo el especialista.
Lo mismo ocurre con el Conpes, organismo que también debe presentar al gobierno sus consideraciones en materia presupuestaria, pero nada de esto ha ocurrido, dijo el especialista.
Con respecto a la reciente reforma presupuestaria, Otero dijo que fue inusual, porque se juntaron la emergencia provocada por el huracán “Félix” con la subejecución de los presupuestos aprobados para 2007, errores que deben ser tomados como lecciones que en política económica no deben seguirse cometiendo.
Por qué preocuparse
“Hay que recordar que hay normativas como a Ley No. 51, la Ley No. 40 de municipalidades, la Ley No. 475, de participación ciudadana, y la ley del Conpes, que dice que es obligación de ese organismo promover que las distintas organizaciones de la sociedad civil participen en discusiones en torno a la formación presupuestaria”, dijo.
Otero afirmó que el gobierno de Ortega se preocupó por ejecutar eficientemente el pago a los banqueros, pero los servicios básicos para los pobres han sido lentamente desarrollados, señalando como prueba que ninguno de los ministerios ejecutó ni el 40% de lo presupuestado para este año.
El presidente del CIPA es del criterio que el Presupuesto para 2008 debe tener como componentes fundamentales la salud, educación y seguridad ciudadana, y aunque reconoció que se ha ampliado el servicio de atención en salud, persiste la falta de entrega de las medicinas a los pacientes en los centros de salud y hospitales del país.
Destacó Otero que en 2007 las alcaldías no lograron las suficientes transferencias municipales para poder ejecutar completamente sus planes de inversión, y aseguró que se deben entregar los fondos necesarios para enfrentar emergencias, tomando en cuenta lo vulnerable que en diversos aspectos es Nicaragua.