Economía

BDF alerta contra correos fraudulentos


Gustavo Alvarez

El Banco de Finanzas colocó una alerta en su página web para que los clientes de la institución no respondan a correos electrónicos que están llegando con intenciones fraudulentas, ya que solicitan información confidencial que les podría hacer perder su dinero.
Las intenciones de los autores de los correos electrónicos es practicar la modalidad de fraude conocida como “phi-shing” (pescando), para tratar de obtener la información confidencial de los clientes y robar el dinero de sus cuentas.
El correo electrónico, recibido de manera masiva por clientes del banco, dice que “el sistema informático de verificación de datos encontró un error a la hora de cotejar la información de la cuenta bancaria. La información de su cuenta bancaria ha cambiado o está incorrecta”.
Posteriormente, el texto menciona algunas posibilidades por las cuales puede haber ocurrido el error y luego le pide al usuario que entre a un enlace en el que podrá actualizar la información que requiere el banco.
Una vez que entra al enlace mencionado, se le pide al usuario la información confidencial, como número de cuenta y clave, la que luego es utilizada por los delincuentes virtuales para saquear las cuentas.
La alerta del BDF recomienda no responder los correos, los cuales pueden parecer legítimos.
La institución bancaria también aseguró que nunca pide información confidencial a sus clientes, tales como clave, número de cuenta o balances, ni por teléfono ni verbal, ni por correo electrónico.
Recomienda, además, no utilizar sitios públicos, como los cibercafés, para realizar transacciones financieras, porque la información confidencial puede ser capturada.
Cuando el cliente entra al enlace que le solicitan en el correo electrónico mencionado, en realidad está entrando a un sitio preparado por los delincuentes cibernéticos para obtener la información confidencial.
Modalidad extendida
La modalidad del “phi-shing” no es nueva y ya ha ocasionado alertas en Costa Rica y El Salvador por intentos que hicieron en bancos de esos países.
En 2005, las empresas en el mundo perdieron cerca de 114.2 mil millones de dólares por el ataque de virus informáticos y ataques de intrusos, publicó recientemente El Diario de Hoy, de El Salvador.
Un año después, se registró el aparecimiento de más de 29 mil softwares espías o programas invasores.
La cifra podría replicarse muchas veces debido al robo de datos de identificación personal de clientes y credenciales financieras.
La Asociación de Bancos de Australia tuvo pérdidas por 10 millones de dólares por este tipo de robos en 2005, mientras que en Estados Unidos causó daños por mil 200 millones de dólares sólo por robo en tarjetas de crédito, en 2003.
En marzo el Banco de Costa Rica alertó a sus usuarios, ante el recibimiento masivo de correos “phishing”, y en junio El Diario de Hoy de El Salvador informó de situaciones similares ocurridas en la banca de ese país.
Los usuarios que caen en este tipo de fraude pueden quedar en la bancarrota si acceden a brindar la información confidencial, según especialistas en el tema.