Economía

Vicepresidente presenta panorama modesto de economía


Esteban Solís

El vicepresidente Jaime Morales aseguró ayer que de acuerdo con cifras del Banco Central de Nicaragua, BCN, durante los primeros seis meses de este gobierno, la economía creció, no tanto como lo esperado, pero en porcentajes mayores que el de los gobiernos anteriores para este mismo corto período.
Morales, que intervino en el acto de celebración del 35 aniversario del Cosep, dijo que la inflación gira en torno al 9.3 y 9.5 por ciento, a pesar de que la expectativa era de entre 7 y 7.5 por ciento.
“Las reservas internacionales en este primer semestre están en los mil 22 millones de dólares, y en ese mismo período el año pasado, que estaban en su pico más alto, eran de 766 millones de dólares”, indicó.
El vicepresidente dijo que un barómetro para medir la confiabilidad, la credibilidad y la certeza del país, es muy sencillo, el tipo de cambio que se mantiene controlado con el deslizamiento al cinco por ciento.
Por otra parte, afirmó que en ese contexto el turismo ha crecido en 2.5 por ciento y generado alrededor de 120.7 millones de dólares en lo que va del año, pese a que las expectativas de su crecimiento eran mucho mayores.
Informó que las remesas también han crecido en este primer semestre en 5.1 por ciento, aunque se esperaba que fuesen del 11 por ciento. El volúmen de las remesas representan 345 millones de dólares.
En ambos rubros, el turismo y las remesas, el vicepresidente explicó que la reducción es producida por la desaceleración de la economía de los Estados Unidos causada por la caída de los negocios de bienes raíces y la construcción, que no solamente influyen en Nicaragua, sino también en muchos países.
Al respecto ilustró que en España algunos bancos que habían invertido o especulado en torno a las inversiones de créditos hipotecarios y bienes raíces “han acusado pérdidas cercanas a los 18 mil millones de euros, y hay una serie de bancos en Alemania que están al borde de la quiebra o han quebrado”.
Dijo que los depósitos bancarios gozan de buena salud y solvencia, y en agosto de este año superaban los 2 mil 290 millones de dólares, superiores a los que existían en el mismo período el año pasado en 200 millones de dólares.
“Las disponibilidades del sector, o sea, la liquidez, andan por el 27 por ciento, habiéndose reducido porque han crecido las colocaciones”, anotó el vicepresidente.
También refirió que hubo un incremento en las afiliaciones del seguro social que pasaron de 408 mil a 450 mil 391 personas en el último semestre.
“Factores internos y externos han incidido en la desaceleración de algunos rubros, aunque otros han experimentado un notable repunte, como el ganado, carne, maní, azúcar y lácteos, así como el sector financiero”, explicó el vicemandatario.
Morales aseguró que el control del acelerador lo tiene la empresa privada, y el gobierno facilita la pista o la carretera.