Economía

Grupo Pellas construirá lujoso proyecto turístico en Tola

* Construcción de primer “resort” del país costará unos 350 millones de córdobas * Proyecto constará de hotel, casas, campos de golf, una marina y un spa

Gustavo Alvarez

El Grupo Pellas construirá en Tola, Rivas, el proyecto turístico Marina de Guacalito, el primer “resort” de lujo del país, en el que se invertirán 350 millones de dólares y que pretende competir con desarrollos similares de República Dominicana y Costa Rica.
El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) otorgó ayer nueve millones de dólares al mencionado grupo empresarial, para financiar los estudios de factibilidad y diseño de la obra.
Xavier Largaespada, Gerente de Marina de Guacalito, explicó que en una primera fase invertirán unos 120 millones de dólares, pero que esperan llegar a invertir hasta 350 millones de dólares en diez años.
Agregó que los estudios que permitirán dar paso a la construcción de la obra podrían arrancar en los próximos seis meses y los planes son comenzar construyendo 57 casas frente al mar, para llegar a un total de 107 viviendas.
El proyecto también incluye un hotel boutique, una marina internacional, apartamentos, campos de golf, lotes, spa, entre otras cosas.
“Marina Guacalito será para Nicaragua, lo que es Cancún para México, un impulsor de la industria turística nacional”, subrayó.
Largaespada añadió que el proyecto es producto de la visión del empresario Carlos Pellas, quien en diciembre de 2005 constituyó la empresa turística, con el objetivo de desarrollar el primer “resort” de lujo en el Pacífico.
“Esta visión se perfila como una grandiosa realidad, que ha sido refrendada por una publicación aparecida hace varios días en el periódico estadounidense Wall Street Journal, que destacó a Nicaragua como uno de los diez destinos turísticos a nivel mundial para los próximos años”, expresó.

Para gente de altos ingresos
Largaespada aseguró que el proyecto pretende ser exclusivo, dirigido a empresarios y altos ejecutivos, una clientela que aprecie los valores, que tengan una experiencia legítima de lo que es el país y que gaste mucho dinero.
Se trata de clientes que estén interesados en invertir altos montos de dinero, que estén interesados en algo completamente nuevo en el país, explicó el gerente de la empresa.
Para que la zona, caracterizada por playas vírgenes, continúe siendo atractiva, Largaespada dijo que conservarán el medioambiente, tratando de generar el menor impacto posible en el mismo.
Los clientes a los que se dirigirán serán de Estados Unidos, Europa, Centroamérica y hasta nicaragüenses.

Necesitan la costanera
Para poder competir con proyectos turísticos de Costa Rica y Dominicana, Largaespada reconoció que se necesita mejorar la infraestructura y específicamente, requieren que el gobierno apoye la construcción de la carretera costanera, cuyo trayecto abarca desde Masachapa hasta la frontera con Costa Rica y que facilitaría el acceso al lugar.
Largaespada afirmó que también se necesita que se establezca una frontera turística no comercial, ya sea al lado de la que existe en Peñas Blancas o donde termine la costanera.
El proyecto Marina Guacalito consta de 734 manzanas de tierra en 6.6 kilómetros de costa, con dos playas de arena blanca y una abundante vegetación.
Una vez que esté operando, el proyecto generará más de 4 mil empleos directos y otros 12 mil indirectos.
En toda la etapa de construcción, se estima que el proyecto generará más de 93 millones de dólares en impuestos y en diez años el monto subirá a 400 mil dólares, en concepto de bienes inmuebles y mejoras.
Silvio Conrado, Director del BCIE para Nicaragua, dijo que el proyecto estará ubicado en una de las regiones rurales menos desarrolladas del país, lo cual vendrá a estimular las actividades económicas y evitará la migración de la población hacia los principales centros urbanos.
Agregó que el BCIE está financiando los estudios de factibilidad y diseño del proyecto, pero la institución se compromete a estructurar un financiamiento de hasta 100 millones de dólares, conjuntamente con otros bancos co-financiadores privados o multilaterales.