Economía

Nicaragua entrega carta de intención al FMI

* Directorio del organismo revisará programa el 28 de septiembre

Gustavo Alvarez

El gobierno de Nicaragua firmó ayer la carta de intención en la que se solicita al directorio del Fondo Monetario Internacional, la aprobación del programa económico para tres años y el otorgamiento de un préstamo de 109 millones de dólares para ese mismo período.
El presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Antenor Rosales, y el ministro de Hacienda, Alberto Guevara, firmaron el documento, el que fue entregado al representante del FMI en Nicaragua, Humberto Arbulú, para que éste lo haga llegar al directorio del organismo internacional.
El gobierno pretende que dicho programa quede aprobado en la reunión que el directorio del FMI tendrá el próximo 28 de diciembre.
El presidente del BCN, Antenor Rosales, aseguró que en la carta de intención solamente hubo un pequeño cambio en cuanto al monto del préstamo solicitado en el programa que habían elaborado.
Explicó que en la carta de intención se le solicita al director gerente del Fondo, que otorgue al país en concepto de préstamo, una cifra de 71 millones en derechos especiales de giros, equivalentes a unos 109 millones de dólares para los próximos tres años, en vez de 90 millones de dólares que habían solicitado anteriormente.
Dijo que primero solicitaron un préstamo que cubriera el 45 por ciento de la cuota que Nicaragua tiene en el organismo internacional, pero que después una misión del país viajó a Washington, para solicitar al organismo que les aprobaran el equivalente al 55 por ciento.
Rosales aseguró que los representantes del FMI estuvieron de acuerdo y que llevarían esa solicitud al directorio del organismo para que lo ratifique.
Añadió que explicaron al Fondo la importancia que tendrá el préstamo para fortalecer la balanza de pagos, las reservas y para dar una mayor solidez en las relaciones entre ambas partes.
El funcionario consideró la firma de la carta de intención, como “una acción más del gobierno de cara a continuar manteniendo el clima de estabilidad macroeconómica, de sanidad financiera, de creación de un clima que satisfaga el interés de los inversionistas y de los nicaragüenses por desarrollar la actividad productiva para generar empleos de calidad y avanzar en las metas de crecimiento que se establecieron para lograr el bienestar del país”.

BM analizará documentos
Rosales afirmó que se prepararon los documentos que debían ser enviados al Banco Mundial (BM) para ser revisados y luego remitirlos al FMI, y ya fueron enviados al organismo.
Se trata de un informe del Plan Nacional de Desarrollo de 2006, la estrategia contra la pobreza y las prioridades del gobierno actual, los que el BM debía analizar y posteriormente enviar al FMI.
El representante del FMI en Nicaragua, Humberto Arbulú, expresó su satisfacción porque el país está prácticamente a las puertas de lograr la aprobación del programa económico, cuyo objetivo primordial es la reducción de la pobreza.
Sin embargo, dijo que aunque reducir la pobreza es lo primordial del programa, también mantiene los objetivos macroeconómicos, que son básicos para que haya un clima adecuado en la situación macro.
Arbulú destacó que el programa tiene un aspecto novedoso, y es que no pueden haber quejas de que el FMI ha impedido que se logren algunos objetivos sociales del gobierno.
El representante del organismo internacional se mostró satisfecho con la forma en que el gobierno utilizará los recursos de la cooperación venezolana, los que según le han explicado las autoridades nicaragüenses, se destinarán para combatir la pobreza.