Economía

FMI llega para negociar con Ortega

El presidente Ortega pese a ser un crítico de las políticas neoliberales, se ha comprometido a no hacer cambios macroeconómicos drásticos, lo que ha sido valorado positivamente por agentes económicos y autoridades del FMI.

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) se encuentra en Managua para discutir con el gobierno izquierdista del presidente Daniel Ortega su propuesta económica con prioridad en lo social y reducción de pobreza en el país, según las autoridades financieras.
La propuesta gubernamental, cuyo contenido no es de dominio público, será presentada a la misión del FMI que encabeza Bikram Haksar y su representante local, Humberto Arbulú, en la segunda ronda de conversaciones que se realizará en horas de la tarde en la sede del Banco Central.
El mandatario, pese a ser un crítico de las políticas neoliberales que se han impulsado en los últimos 16 años en el país, al comienzo de su gestión en enero se comprometió a no hacer cambios macroeconómicos drásticos, lo que fue valorado positivamente por agentes económicos y autoridades del FMI.
Ortega aspira a soberanía económica

Empero, entre líneas Ortega ha expuesto la intencionalidad de su gobierno en las negociaciones, según las cuales "aspira a lograr una soberanía para nuestro país en el orden social y en el orden económico".
"Estamos negociando para liberarnos del FMI y antes de cinco años Nicaragua va a estar liberada. Pueden estar totalmente seguros", prometió Ortega la semana pasada. Nicaragua mantiene una deuda de 63 millones de dólares con el Fondo, según datos del Banco Central.
El mandatario estimó que en la cita de Managua "no se va a decir" el acuerdo con el FMI porque no es asunto que se pueda hacer en dos o tres reuniones, "siempre una negociación con el Fondo lleva tiempo".
La causa de la pobreza
Desde 1990 Nicaragua aplica un programa de ajuste económico con una fuerte restricción del gasto público, control de inflación, cambio monetario y privatización de bienes del Estado, entre otras medidas que Ortega considera la causa de un aumento de la pobreza en los últimos 16 años.
"Tenemos la autoridad moral" para decirle al FMI que no pueden exigirnos que este pueblo se siga amarrando la faja y tendrán que aceptar la propuesta del gobierno, planteó el gobernante días atrás al referirse a las pláticas.
Las autoridades del FMI por su parte ha dicho que "no tenemos prisa" en negociar un acuerdo con Managua y que le darán al país todo el tiempo que quiera para desarrollar su programa económico.
Nicaragua culminó en diciembre su último programa con el FMI cuyo desempeño fue calificado de exitoso por el organismo, que valora que la situación económica del país es fuerte en términos de indicadores macroeconómicos.
El acuerdo que se esta negociando con el FMI es para un período de tres años, aunque no se han mencionado los recursos financieros que acompañarán el convenio.