Economía

Alza en maiz y sorgo golpea a avicultores


Colaboración

El presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Productores Avícolas de Nicaragua (Apemepan), Lic. Alfonso Valerio, advirtió que el peligro de quiebra que se cierne sobre los avicultores, debido al alza registrada de más del 200 por ciento en el precio del maíz, está golpeando fuertemente a este gremio.
El quintal de maíz pasó de 100 a 350 córdobas, y los granos representan el 50 por ciento del costo del alimento concentrado, y éste a su vez constituye el 80 por ciento de los costos del huevo y la carne de pollo, expresó Valerio, quien agregó que la avicultura es una actividad de mucho riesgo y que requiere de una gran inversión.
El sorgo se ha considerado como una alternativa del maíz en la formulación de concentrados, pero este año cayó su producción, convirtiendo este producto en escaso y caro, lo cual ha agravado la situación para los productores avícolas. “No se vislumbra solución a corto plazo. La situación es alarmante”, expresó el dirigente de Apemepan.

Demanda mundial crece
Al anunciarse que la demanda mundial de maíz crecerá debido a su utilidad como materia prima para la fabricación de etanol, se anticipa que los precios pueden entrar a una espiral alcista, beneficiosa para el campesino productor, pero impactante para el consumidor final de alimentos derivados del grano.
Los avicultores plantearán al gobierno la necesidad de promover una mayor producción de granos, no sólo para el bien de los granjeros, sino para el de toda la población, que ante un crecimiento de la demanda externa pudiera quedarse sin este bien básico tan necesario en la dieta diaria de los nicaragüenses, que lo consumen como tortilla, tamal, nacatamal, pinol, pinolillo, etc.
“Si los precios del maíz y del sorgo siguen subiendo y persiste la escasez, habrá que buscar otro componente de carbohidratos, pero la solución no estará lista a corto plazo”, agregó la fuente.
El presidente de la Asociación hizo un llamado a todos los miembros a tecnificarse y a ser cada día más eficientes para poder competir airosamente, y añadió que Apemepan ya está dando los primeros pasos para la instalación de su propia fábrica de alimentos balanceados, lo que representará un salto de calidad para los pequeños y medianos avicultores, tanto en competitividad como en calidad.
“Si nosotros logramos tener nuestra propia planta, vamos a mejorar en calidad y en rendimientos, lo que permitirá bajar nuestros costos y seguir adelante”, puntualizó Valerio; entre tanto, María Auxiliadora Briones, Directora Ejecutiva del IDR, prometió apoyo para financiar este proyecto de tanta importancia para la avicultura nacional.