Economía

Crean mercado agrícola de tecnologías criollas

* Más de una década de investigaciones * Buscan poner tecnología al servicio de pequeños y medianos productores

Ervin Sánchez

Una serie de organismos, encabezados por la Fundación para el Desarrollo Tecnológico Agropecuario y Forestal de Nicaragua (Funica) está impulsando la creación de un mercado de tecnologías ecológicas producidas en el país, para combatir una serie de plagas que atacan a plantaciones de diferente tipo, las cuales causan severas pérdidas a los productores nacionales.
La creación de un mercado nacional de tecnología ayudaría a los productores locales a reducir costos productivos y a evitar la dependencia de productos importados para combatir las plagas de los cultivos, en casos como el del hongo Beauveria Bassiana, que está siendo usado para contrarrestar la broca del café y otras enfermedades en otros cultivos, entre ellos la salivita en la caña de azúcar.
Julio Monterrey, Coordinador de Desarrollo de Mercados de Tecnologías del Funica, afirmó que hay investigaciones de que distintos organismos nacionales están trabajando desde hace más de una década, algunas de las cuales ya están dando resultados, al ser aplicadas en plantaciones de café, en el norte del país, y de plátanos en la Isla de Ometepe.
“Se trata de poner al servicio de los agricultores los resultados de las investigaciones que realiza no sólo el Funica, sino también el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, la Universidad Agraria y varias instituciones privadas”, explicó Monterrey, quien dijo que están creando los mecanismos para dar a conocer y distribuir los nuevos productos.
En pos de ese objetivo también están colaborando la red de diagnosticadores de fitomedicina, quienes se han instalado en distintas partes del norte y occidente del país, brindando consultas a los agricultores sobre las enfermedades de sus plantas.

Segunda etapa del proyecto
Al mismo tiempo asegura que están dando capacitación en los sitios donde están impulsando estos proyectos de forma piloto, para luego irradiarlos hacia todo el territorio nacional, en tanto que sostiene que ya hay un buen mercado potencial de los productos biológicos originados en las investigaciones nacionales.
De acuerdo con los propósitos del Funica, ya se está iniciando la segunda etapa de la creación del mercado de tecnologías, por medio del cual, afirman, que quieren acercar los productos logrados de las investigaciones a los productores agrícolas, lo que están realizando con apoyo financiero de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (Cosude).
De acuerdo con los expertos de Funica, por medio del acercamiento de la tecnología, los productores pueden obtener mejores rendimientos y productos de mejor calidad, que les permitan competir de mejor manera en el mercado nacional e internacional.
Aclararon que cuando se habla de tecnología, generalmente se piensa en grande, en equipos sofisticados, pero añadió que “nosotros hablamos de una tecnología que inclusive ha sido desarrollada en nuestro país por jóvenes innovadores desde hace ya algunos años”.
En 2004 el Funica, con el financiamiento de Cosude, inició un plan piloto sobre el mercado de tecnologías en Las Segovias, con el objetivo de facilitar el acceso de tecnología clave y relevante a pequeños y medianos productores agropecuarios, estimular el intercambio de productos tecnológicos que ya han sido probados técnicamente y que pueden ser accesibles a pequeños y medianos productores.
En la primera etapa, Funica involucró a 1,500 productores con buenos resultados en cuanto a alimento balanceado para ganado en una zona semiseca, usando una planta leguminosa denominada Cratilia, que es un tipo de frijol identificado por el INTA, en tanto que también se difundió una tecnología de micro riego.
Otro suplemento para ganado es el denominado musscomer que está siendo trabajado por los organismos que están asociados en la creación de tecnología agropecuaria.
Por otra parte, Monterrey señaló que están trabajando con hongos en el combate del tipo de éste del cacao que produce la enfermedad conocida como moniliasis, a fin de obtener plantaciones y productos sanos y de mejor calidad que puedan ser exportados al mercado mundial.
De hecho hay una lista básica identificada de por lo menos 150 productos que pueden ser usados en el combate de enfermedades agrícolas, pero además trabajan con plántulas de tomate, musáceas, entre otras.