Economía

Slim promete ampliar inversiones

* Expandirá sus negocios en telecomunicaciones, pero no descartó entrar a otros sectores como la minería y la generación hidroeléctrica

Esteban Solís

El magnate mexicano Carlos Slim Helú anunció que ampliará sus inversiones en Nicaragua, fundamentalmente en el área de las telecomunicaciones, en donde ya tiene el control de Enitel y Aló PCS, y estudiará un paquete de ayuda destinado a los sectores de salud y educación.
Slim Helú dijo que dos de los planteamientos más importantes que conoció del gobierno de Nicaragua están vinculados con la energía y el agua potable.
Aseguró que le presentaron las posibilidades de invertir en al menos dos proyectos hidroeléctricos, aunque no fue mencionado el de Copalar, que en su oportunidad, el presidente Daniel Ortega dijo que hay que estudiar más a fondo por el impacto que tiene sobre miles de familias y el medio ambiente.
Entre los “tanteos” que podría hacer Slim Helú de cara a la inversión está, por supuesto, la industria turística y la minería.
El imperio de las empresas del mexicano va desde las áreas comerciales hasta la industrial, con empresas en gran cantidad de países de América y Europa.
Slim Helú, ubicado en el lugar número tres en la lista de los hombres más ricos del mundo, se reunió ayer con el presidente Daniel Ortega, el vicepresidente Jaime Morales Carazo, la secretaria de comunicación y ciudadanía Rosario Murillo, el alcalde de Managua, Dionisio Marenco, representantes del sector privado nicaragüense y varios ministros.
Previo a ese encuentro, el poderoso empresario mexicano de origen libanés, se reunió con algunos ministros del gobierno de Ortega, quienes le han pedido inversiones y ayudas para sus respectivas áreas de trabajo.
“En Nicaragua tenemos inversiones muy importantes en el área de telecomunicaciones, y el desarrollo ha sido notable en este campo. Cuando iniciamos hace poco tiempo, tres de cada cien nicaragüenses tenían un teléfono móvil; ahora 35 de cada cien tienen un teléfono celular, y esperamos pronto que uno de cada dos tenga su teléfono, para que les permita aumentar su capacidad de trabajo y productividad”, comentó.
Dijo que el objetivo es lograr una cobertura en las áreas semi-urbanas y rural, y en conjunto con el gobierno, impulsar la instalación de banda ancha para los que tienen Internet de alta velocidad.
Informó que a través de dos fundaciones de su propiedad, canalizará algunos de los proyectos presentados por los ministros de varias carteras, sobre todo en salud y educación.
Al respecto, el titular del MECD, Miguel de Castilla, informó que a nombre de esa institución le presentó no menos de cinco proyectos a Slim Helú, como la dotación de computadoras para los alrededor de 9 mil 400 centros escolares a escala nacional, la instalación de Internet y 20 mil bicicletas para que estudiantes pobres de zonas rurales puedan asistir a clases.
La Costanera y muelle para cruceros
Por su parte, el ministro de Turismo, Mario Salinas, dijo que le solicitaron al empresario mexicano que estudie la posibilidad de invertir en la construcción de la carretera Costanera, un proyecto concebido años atrás y que no ha podido cuajar por falta de recursos.
Salinas dijo que esa vía turística se prolonga 132 kilómetros, desde la frontera sur en El Naranjo hasta Masachapa. Otro proyecto es la construcción de un muelle para cruceros en la zona de San Juan del Sur.
También se habló de la energía geotérmica. “Estamos viendo eso, y hay que pensar a mediano y a largo plazo la energía más eficiente y la más económica para el país por la abundancia de los recursos naturales”, señaló.
Slim Helú dijo que en Nicaragua hay muchos rezagos que al mismo tiempo son oportunidades de inversión. En ese sentido, instó a los empresarios nicaragüenses y extranjeros a continuar invirtiendo en este país.
Antes, el presidente Ortega recordó que el interés de su gobierno en las inversiones es combatir la pobreza.
Entre los empresarios nicaragüenses estaban Carlos Pellas y Ernesto Fernández Hollman, así como delegados del sector bancario como Ramiro Ortiz y Roberto Zamora.