Economía

Controlan brote de fiebre porcina en Granada

* Llevan a cabo programa de erradicación * Vigilancia epidemiológica desde 2004

Gustavo Alvarez

El brote de fiebre porcina que se descubrió en Granada y que fue dado a conocer ayer por una agencia internacional de noticias está totalmente controlado, aclaró el titular de la Dirección General de Protección y Sanidad Agropecuaria (Degepsa), Denis Salgado.
La información sobre el brote de fiebre porcina fue divulgada por la agencia de noticias EFE, con datos proporcionados por la Organización Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa).
El brote se reportó el 22 de diciembre, pero inmediatamente se procedió a aplicar 500 mil vacunas a los porcinos en un radio de seis kilómetros a la redonda.
Según Salgado, el brote fue pequeño, ya que sólo tres cerdos fueron los que presentaron dicha fiebre. Asimismo explicó que un total de 50 personas trabajaron en la vacunación de los cerdos y que la situación está totalmente controlada.
Nicaragua lleva a cabo desde hace varios años un programa de erradicación de la fiebre porcina, enfermedad que evita que el país pueda exportar carne de cerdo. El programa de erradicación de la enfermedad consiste, esencialmente, en la vacunación de los cerdos de traspatio.

Brotes son normales
Salgado explicó que actualmente los departamentos de Rivas y Río San Juan son territorios libres de la fiebre porcina, mientras el resto del país está en fase de vacunación.
En febrero termina la etapa de vacunación y entran a la otra etapa, que es la de vigilancia epidemiológica, para luego declarar al territorio nacional como país libre de la fiebre porcina. Añadió que es normal la aparición de brotes durante la fase de vigilancia epidemiológica, pero que lo importante es llevar a cabo un rápido control de la enfermedad y eliminar el virus.
Dijo que en Rivas el último brote apareció en el año 2004, cuando estaban en la fase de vigilancia epidemiológica, pero que a pesar de ello no se perdió el estatus de territorio libre de la enfermedad. El foco de fiebre porcina se situó en el municipio de Diriá, en el departamento de Granada, en cerdos de traspatio.
Entre las medidas que lleva a cabo la Dgepsa, entidad adscrita al Ministerio Agropecuario y Forestal (Mag-For), para mantener controlada la enfermedad, está la restricción del transporte de ganado porcino entre un departamento y otro.
Entre tanto, el Mag-For declaró a Corn Island, municipio de Bluefields, Atlántico Sur, como territorio libre de la plaga del gusano rosado del algodón.
La declaratoria oficial la realizó la institución tras confirmar, a través de monitoreos permanentes, que no existe ningún insecto en el área, es decir que se erradicó totalmente la plaga.
El acuerdo ministerial lo firmó el ingeniero Mario Salvo Horvilleur, titular del Mag- For, luego de concluir la XL Reunión Extraordinaria del Comité Internacional Regional de las Sanidades Agropecuarias H-Cirsa, en la que estuvieron presentes los ministros de Agricultura y Ganadería de Centroamérica, México, Belice, Panamá y República Dominicana.
El gusano rosado es una plaga que afecta al cultivo del algodón y fue detectado por primera vez en Nicaragua en febrero de 1995, en plantas de algodón silvestre de Corn Island y Little Corn Island. A partir de esa fecha las autoridades sanitarias nicaragüenses iniciaron acciones de control y monitoreo, con el fin de evitar que se propagara en todo el territorio nacional.
Esta plaga está clasificada como exótica en el resto de países de Centroamérica. En Corn Island para erradicar la peste eliminaron hospederos silvestres, algodón silvestre, okra silvestre y comercial, flor de jamaica y de avispa, por ser el alimento del gusano rosado y sitio para su reproducción.
Tanto en Corn Island como Little Corn Island se instalaron un total de 1,200 trampas para capturar y eliminar palomillas del gusano rosado, estas también sirvieron para medir el índice poblacional y el grado de efectividad de las medidas aplicadas.
Además del monitoreo realizado en las dos islas, se estableció una red de trampas en las rutas de acceso a la Costa Caribe y en las antiguas algodoneras del país, como el Rama-Tipitapa, León - Chinandega, Masaya-Granada.