Economía

Subió el riesgo país para Nicaragua

* Desplome de la inversión pública * Mejoró un poco la posición de las reservas internacionales

Gustavo Alvarez

El índice de riesgo país subió 1,2 por ciento en el último trimestre de 2006 con respecto al tercer trimestre del mismo año, sumando 54,5 puntos en el año, un porcentaje considerado alto, según un informe del Instituto de Administración y Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).
El análisis, elaborado por el economista Néstor Avendaño y el ex diputado Luis Humberto Guzmán, indica que la cifra del riesgo país, un indicador indispensable para la atracción de inversiones, se produjo por la reducción de cuatro puntos del riesgo político, un aumento del 4,5 por ciento del riesgo económico y el incremento del 2,0 por ciento del riesgo financiero.
Luis Humberto Guzmán explicó que la disminución del riesgo político se debe al de-sempeño del proceso electoral y el corto tiempo que llevó a los perdedores a reconocer el triunfo del candidato ganador.
Agregó que también ayudó a la reducción del riesgo político los compromisos asumidos por el presidente electo, Daniel Ortega, ante los empresarios, los inversionistas, el envío de señales amistosas a Washington y el nombramiento de un profesor del Incae como embajador en Estados Unidos.
Guzmán explicó que se mantiene un conflicto entre la empresa Unión Fenosa y el Instituto Nicaragüense de Energía (INE), además de otros factores negativos en las condiciones socioeconómicas del país, como el alto índice de pobreza, que mantienen el riesgo país bastante alto.

Riesgo económico hacia arriba
En cuanto al riesgo económico y financiero, el economista Néstor Avendaño aseguró que sufrieron un incremento con respecto al tercer trimestre de 2006, debido a que se profundizó la desaceleración del crecimiento económico del país, no sólo por la reducción de las inversiones en el año electoral, sino también por un desplome que se presentó en la inversión pública.
Dijo que también incidió el impacto del fenómeno de El Niño en la cosecha de granos básicos y los apagones que se agudizaron desde el último cuatrimestre del año.
Avendaño agregó que el aumento del riesgo económico también se explica en el bajo Producto Interno Bruto (PIB) per cápita promedio anual de 895 dólares y la presión inflacionaria anual, cercana al nueve por ciento, a pesar de la caída en los precios de los combustibles durante el período septiembre-diciembre de 2006.

Riesgo financiero
El aumento en el riesgo financiero, según Avendaño, está asociado al elevado saldo de la deuda externa, equivalente al 85 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, a pesar de la reducción del saldo que hizo el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.
El economista dijo que el gobierno saliente deja una frágil, aunque mejorada posición de reservas internacionales netas oficiales que equivalen a 3,6 meses de importaciones de bienes, y señaló que la apreciación que mantiene el córdoba ha deteriorado el esfuerzo exportador, lo que se puede observar en que la inflación nacional superó al total de la tasa de devaluación nominal de la moneda local y la de la inflación internacional.