Economía

Azucareros ya no aprovecharán tratado de comercio con Taiwan

* Reducción taiwanesa de aranceles perjudicó a Nicaragua * Enviarán cuota de azúcar a México

Gustavo Alvarez

Los azucareros de Nicaragua no podrán aprovechar la cuota de 30 mil toneladas métricas de azúcar que otorgó Taiwan en el Tratado de Libre Comercio (TLC) firmado entre ambos países, porque el país asiático redujo sustancialmente el arancel a la importación del producto, restándole atractivo a la posible compra que haría al mercado nica.
El TLC con Taiwan, que aún no ha sido discutido en el Parlamento para su aprobación, estableció una cuota de 25 mil toneladas de azúcar refinada y otra de cinco mil toneladas del producto crudo para exportar al país asiático.
Mario Amador, Director Ejecutivo del Comité Nacional de Productores de Azúcar (CNPA), dijo que cuando se comenzó a negociar el TLC con Taiwan el arancel que el país asiático tenía para la importación de azúcar era de 168 por ciento, la tasa más alta del mundo.
Sin embargo, cuando concluyeron las negociaciones, el arancel cayó hasta el 17 por ciento, lo que, combinado con el costo del transporte desde aquí hasta Asia, hace más rentable que los taiwaneses compren el azúcar a los países vecinos.
Amador consideró que por lo único que podría competir Nicaragua en azúcar sería por eficiencia en puertos y calidades del producto, pero no ve factible el aprovechamiento de la cuota azucarera lograda en el TLC con el país asiático.
El representante del CNPA dijo que ahora tratarán de que esa cuota se incluya en el TLC que el grupo de países del bloque Centroamérica 4 (CA-4) está negociando con Canadá.
El CA-4 está conformado por Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, y tiene previsto reanudar en las próximas semanas las negociaciones del TLC con Canadá, que se estancaron cuando se comenzó a negociar el Cafta con Estados Unidos.
Cuota a México
Amador aseguró que en el caso de la cuota de azúcar de unas 20 mil toneladas que México asignó recientemente a Nicaragua se tiene previsto cumplirla con la reserva que se destina para cualquier eventualidad, lo que dejará al país unos 11 millones de dólares, según la CNPA.
Explicó que como la zafra arranca en noviembre se comenzará a despachar el azúcar a México cuando ya esté saliendo la producción del nuevo ciclo productivo, a partir del 15 de noviembre, lo que permitirá cumplir con la demanda del país azteca.
La cuota asignada a Nicaragua del 10 por ciento de cualquier continente que los mexicanos decidan importar quedó establecida en el TLC que se firmó con México hace nueve años y que entró en vigencia a inicio de 1998.
Por otra parte, Amador afirmó que los costarricenses no pudieron cumplir con una solicitud de compra del producto de parte de México porque ya no tienen, por lo que Nicaragua intentará llenar esa demanda.
En nuestro país existe una política de abastecimiento del dulce que obliga a los ingenios a mantener una reserva de azúcar para satisfacer la demanda durante un mes y 20 días por encima del final de la zafra, lo que, según Amador, impide que el país se quede desabastecido, en caso de que ocurra alguna eventualidad, como el huracán Mitch, que llegó a la región a finales de octubre.
Amador dijo que México es realmente un país productor de azúcar, pero, aparentemente, por problemas de producción, está requiriendo unas 20 mil toneladas del dulce que la nación azteca otorgó a Nicaragua en el TLC.
De acuerdo con informes internacionales, el azúcar logró altos precios, debido a que parte importante de la producción mundial se está destinando a la producción de etanol, lo que fue aprovechado por los mexicanos para exportar a buen precio a Estados Unidos.
Ahora el mercado interno de ese país no está suficientemente abastecido y los costos se han elevado. El gobierno mexicano espera reducir los precios con la importación de esta cuota adicional.