Economía

Estados Unidos otorga U$ 40 millones a firmantes del DR-Cafta


El vocero del Departamento de Estados de Estados Unidos, Sean McCormack, anunció que ese país otorgará 39.6 millones de dólares en lo que resta de 2006 para ayudar a las naciones de América Central y República Dominicana a mejorar las prácticas laborales y de protección al medio ambiente.
El apoyo será para las naciones firmantes del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos, a fin de que se asegure que “un amplio sector de las sociedades se beneficie con el libre comercio”.
“Cumplir con las expectativas, especialmente aquellas que surgieron por el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, la República Dominicana y los Estados Unidos, es clave para la consolidación de la democracia”, agregó Derham.
De acuerdo con el departamento de Estados, Estados Unidos “brinda asistencia para el fortalecimiento de la capacidad comercial y muchos otros tipos de asistencia, con la meta de ayudar a los gobiernos a tomar responsabilidad por las aspiraciones legítimas de sus ciudadanos y a responder a éstas”.
“Trabajamos para asegurar que las oportunidades económicas no sean atrapadas por la elite, sino que fluyan a toda la sociedad”, explicó una fuente que, además, dijo que los recursos asignados por EU servirán para financiar los proyectos locales y regionales identificados en consulta con los Estados miembros, para asegurar que ellos cubren las prioridades específicas de cada país.
Fortalecimiento de inspectorías laborales
Entre los proyectos a ser financiados están el del fortalecimiento de las inspectorías del trabajo e incrementar la eficiencia del procesamiento de las denuncias en el Ministerio del Trabajo y aumentar la eficiencia de los sistemas judiciales para la aplicación de la legislación laboral existente.
Pretenden también eliminar la discriminación de género en el lugar de empleo, mejorar los procedimientos de verificación e investigación de mercado; reducir los riesgos de envenenamientos químicos producidos por insecticidas a los trabajadores agrícolas y aplicar en mejor forma las leyes de protección ambiental.
A la vez buscan ayudar a la conservación del medio ambiente, promover la preservación basada en mercados como el turismo y productos agrícolas y forestales sostenibles; incrementar la actividad ambiental en el sector privado y enfocar las obligaciones específicas del tratado de libre comercio con Estados Unidos que promueven la participación ciudadana.
Los proyectos financiados complementarán las iniciativas llevadas hasta ahora en estas áreas que recibieron 19.5 millones de dólares como apoyo durante el año 2005, mientras que de los fondos del año 2006 un total de 21.1 millones de dólares serán dedicados al área laboral. De los fondos del año 2006, $18.5 millones se destinaron a proyectos de protección del medio ambiente.