Economía

Sector lácteo en busca de la calidad

Nicaragua es el país que posee el menor índice de consumo de leche por habitante en América Latina, pero, paradójicamente, cuenta con el mayor hato ganadero de Centroamérica y es uno de los que más productos lácteos exporta en la región. Representantes del sector estiman que las exportaciones de este rubro se pueden duplicar, pero antes se necesita invertir en la infraestructura de las fincas y multiplicar los casi cuatro litros diarios que produce cada vaca y sobre todo, mejorar la calidad

Gustavo Alvarez

Con la cantidad de cabezas de ganado que tiene Nicaragua (más de tres millones), deberíamos de ser el mayor abastecedor de leche y queso de Centroamérica, pero todavía no superamos a Costa Rica, un país con menos tierra y una ganadería más pequeña.
Sin embargo, las proyecciones gubernamentales indican que en cinco años lograremos el liderazgo en la producción de lácteos de la región.
Nicaragua es también el que menos leche consume. Datos de la industria láctea indican que cada nicaragüense toma aproximadamente menos de 50 litros de leche al año, mientras en Costa Rica el consumo promedio anual de cada persona es de más de 160 litros.
Una de las razones del bajo nivel productivo, según especialistas en el tema, es que cada vaca en Nicaragua produce menos de cuatro litros de leche al día, mientras en otros países superan los 25 litros.
A esto se suman la deficiente infraestructura, que impide la refrigeración de la leche en las zonas productivas y a muchos lugares ni siquiera pueden entrar los camiones de las industrias lácteas para acopiar el producto, por la destrucción de los caminos.
El mismo Plan Nacional de Desarrollo (PND) del gobierno menciona como los principales problemas del sector lácteo los bajos estándares de calidad de la leche, los altos costos de producción, un material genético de mala calidad y la falta de financiamiento.
También señala que existe una producción de derivados lácteos con bajos atributos y pocos centros de acopio de leche, entre otros problemas.
Exportaciones se pueden duplicar
Representantes del sector lácteo consideran que el país puede duplicar las exportaciones actuales de lácteos, las que rondan los 40 millones de dólares.
Gerardo Escudero, representante del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), afirmó que el potencial del sector lácteo es enorme, pero se debe trabajar en aumentar los rendimientos.
Además, no sólo se debe aumentar la producción de leche por vaca, sino también trabajar por obtener un producto tipo A, es decir, de primera calidad.
Según Escudero, las exportaciones de lácteos podrían llegar a superar los 60 millones de dólares en los próximos cinco años, si se logra trabajar en solucionar estos problemas.
Actualmente se exportan unos 40 millones de dólares en productos lácteos, principalmente en queso.
Según cifras del Ministerio Agropecuario y Forestal (Mag-For) y la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac), el hato ganadero pasó de 2 millones 657 mil cabezas en 2003 a más de 3 millones 400 mil en 2006.
Wilmer Fernández, Presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac), dijo que algo que ayudó a que el hato ganadero creciera considerablemente fue el programa de repoblación ganadera, que se ha venido implementando desde el gobierno anterior.
También que el dinero que muchos nicaragüenses envían en remesas a sus familiares es invertido en ganadería, porque al poco tiempo generan ingresos en carne y leche.
Sin embargo, dijo que se requiere una estrategia nacional de ganadería, a través de la cual el Estado implemente una política de apoyo, involucrando a todos los sectores.
Señaló que uno de los problemas que existen es que las políticas para los sectores productivos se cambian constantemente y por eso no hay un fuerte crecimiento en la mayoría de los rubros productivos.
Nuevos actores en busca de calidad
Recientemente se anunció una nueva inversión en la industria láctea. Se trata de Centrolac, una empresa que se dedicará a la producción de leche de larga vida, la que se produce bajo el sistema UHT (Ultra Alta Temperature), para abastecer al mercado local y exportar a mercados como el de El Salvador, con alta demanda de lácteos.
La empresa apuesta a abastecer a la gran cantidad de nicaragüenses que carecen del servicio de energía eléctrica y no pueden refrigerar la leche, ya que este proceso permite mantenerla hasta seis meses sin refrigeración, antes de abrir el envase.
Pero para la producción de leche UHT se requiere que el productor entregue un producto de calidad, algo que no se consigue fácilmente.
Para Fernández, la entrada al mercado de esta nueva industria puede provocar un “canibalismo” entre las empresas por conseguir materia prima de calidad, ya que Parmalat también comenzó a producir leche UHT y tiene abierto el mercado salvadoreño para comenzar a exportarla.
Durante la inauguración de Centrolac, Alfredo Lacayo, Gerente de la compañía, dijo que la principal incongruencia que encontraron en Nicaragua es que se pierde gran cantidad de leche todos los días, por falta de procesos industriales, por lo que se proponen trabajar con los productores en instalar centros de acopio en diferentes zonas y enfocarse en la calidad del producto.

Gobierno apuesta al crecimiento
Aris Mejía, coordinador del área de lácteos del Ministerio Agropecuario y Forestal (Mag-For), cree que si la tendencia sigue igual, en cinco años Nicaragua será el primer país productor de leche y sus derivados, aunque reconoció que primero se deben solucionar los problemas del bajo rendimiento productivo y la calidad fitosanitaria.
Mejía dijo que la calidad fisicoquímica, que tiene que ver con los componentes alimenticios, ya la tiene la leche nicaragüense, pero lo que hay que mejorar es la fitosanitaria, con mejores prácticas de ordeño y producción. Éste también aseguró que la producción de leche ha venido mejorando, pero no como se esperaba.
El funcionario del Mag-For afirmó que considera que Nicaragua llegará a ser el primer productor de leche, porque tenemos mejores recursos naturales, mejores condiciones naturales de pastura y el mejor hato ganadero.
Las proyecciones
El Plan Nacional de Desarrollo proyecta que el número de cabezas de ganado pasará de 3 millones 400 mil en 2006 a 6 millones y medio en 2008.
Asimismo, la producción de leche pasará de 170.4 millones de galones en 2006 a más de 183 millones de galones en 2008.