Economía

Organización apoyará iniciativas emprendedoras


Agora Partnerships– Nicaragua, organización sin fines de lucro, invertirá en el país unos dos millones de córdobas en los próximos tres años, poniendo capital de riesgo y ayudando a emprendedores a crear nuevas empresas o lograr el crecimiento de las ya existentes, afirma un comunicado de la entidad.
En ese sentido, señalan que Agora Partnerships el 19 de septiembre realizará una sesión informativa y entre el 25 y el 27 de septiembre llevará a cabo, en el Hotel Hilton Princes, un proceso de aplicación para el quinto grupo de emprendedores.
Agora Partnerships invierte entre 25,000 y 200,000 dólares en empresas calificadas y el emprendedor debe poner al menos el 10 por ciento en efectivo de la inversión necesaria. Lo que se trata es de aportar a emprendedores talentosos de países en desarrollo las herramientas gerenciales, contactos, asesoría e inversiones de capital necesario para crear y hacer crecer negocios exitosamente y con responsabilidad social.
La organización no regala el dinero ni presta como un banco, sino invierte como socio, apoyando en lo que sea necesario durante la fase de arranque del nuevo negocio, hasta que el mismo empiece a ser autosostenible y así recuperar la inversión dentro de un tiempo definido. Agora cuenta con un fondo de más de 500 mil dólares y ya ha realizado inversiones en Nicaragua en campos en los cuales la banca tradicional no presta.
Aseguran que Agora busca crear oportunidades para desarrollar talento empresarial al tiempo que se propone identificar y potenciar el liderazgo emprendedor existente en los países en desarrollo, como motor de desarrollo económico‐social.
La organización apoya también el arranque del nuevo emprendimiento, brindando experiencia gerencial especializada a través de servicios de incubación que incluyen asesoría estratégica y financiera, al igual que acceso a redes de negocio locales e internacionales.
El capital de riesgo es una forma de inversión usualmente reservada para operaciones y empresas con ideas y perfiles de alto riesgo por ser nuevas, pero que tienen prospectos de retornos de inversión más alto del promedio de otros instrumentos financieros. El inversionista a la vez pasa a se accionista de la nueva empresa.